Un juez de Nueva York llamó este miércoles la atención al exalcalde Rudolph Giuliani y ahora abogado del presidente de Estados Unidos, y a la aún esposa, Judith Nathan, por no haber alcanzado aún un acuerdo para su divorcio.

Giuliani, alcalde de Nueva York entre 1994 y 2001, y su tercera esposa, iniciaron hace ya un año el proceso de divorcio, sin haber hecho hasta ahora algún progreso que les lleve al acuerdo, señalan medios locales.

De acuerdo con el juez de la Corte Suprema de Manhattan, Michael Katz, el caso se dirige hacia un “largo y desagradable juicio”.

El exalcalde y exfiscal federal fue además regañado por el juez por la forma en que reaccionó ante uno de los varios reclamos de su aún esposa, de la que está separado.

Giuliani y Nathan están batallando por millones de dólares y varias propiedades que tienen en Nueva York y la Florida.

La pareja tuvo casa durante 15 años y Nathan reclama que Giuliani asuma los gastos de las varias residencias que aún comparten, por su asistente personal y el hogar donde se halla la madre de su esposa.

Además busca una pensión mensual de 63.000 dólares.

Ambos han indicado que necesitan un presupuesto mensual de 230.000 dólares.

La pareja se separó debido a un romance de Giuliani con la doctora María Rosa Ryan, según ha trascendido a la prensa.

Deja un comentario