El pasado 9 de noviembre tuvo lugar el partido de la tercera jornada de la Champions League Femenina entre el PSG (París Saint-Germain) y el Real Madrid. Durante la susodicha victoria estuvo ausente la jugadora de 31 años Kheira Hamraoui debido a que fue «agredida violentamente» el pasado 4 de noviembre.

Ahora, la futbolista Aminata Diallo del PSG ha sido detenida este miércoles por la Policía debido a su presunta conexión con una violenta agresión contra su compañera Hamraui. Su compañera Aminata Diallo también ha sido detenida y puesta en custodia policial durante la mañana de este mismo miércoles.

Tal y como relata el diario L’Equipe, los acontecimientos ocurrieron el 4 de noviembre cuando Diallo, Hamraoui y otra compañera volvían en un mismo vehículo de una fiesta organizada por el PSG.

En el momento en el que Hamraui llegó a casa dos encapuchados la sacaron violentamente del vehículo y la golpearon durante varios minutos con una barra de hierro en las piernas. La víctima fue trasladada a un hospital donde recibió varios puntos de sutura y, debido a la agresión, no pudo disputar el encuentro.

@KHEIRAHAMRAOUI.

Sin robo: solo agresión a Kheira Hamraoui

Las fuerzas de seguridad creen que la detenida, de 26 años, pudo contratar a dos sicarios para lesionar a Hamraui y así evitar que esta le quitara su puesto en el equipo, ya que tienen un rol similar en el campo de juego. La hipótesis de que esta estuviera involucrada coge fuerza por el hecho de que los dos atacantes no intentaron robar a Hamraui ni a las otras dos jugadoras: solo la atacaron a ella.

El PSG emitió un comunicado en el que condenan la agresión y señalan que colaboran con la Policía Judicial de la Fiscalía de Versalles, que se ocupa del caso, además han afirmado que han tomado «todas las disposiciones necesarias» para garantizar la seguridad de sus jugadoras.

El diario Journal du Dimanche ha adelantado que también ha sido puesto bajo custodia policial un hombre que según el mismo medio estaría relacionado con Diallo, en la prisión Lyon-Corbas. Otros medios galos han podido confirmar de la propia plantilla que algunas de sus jugadoras ya habían recibido amenazas en los días anteriores.

 

DEJA UNA RESPUESTA