22Shares

Por Javier Cortines
El juicio contra Ahed Tamimi, símbolo de la resistencia palestina (previsto para hoy, miércoles) ha sido aplazado hasta el próximo seis de febrero a petición de su abogada Gaby Lasky, quien teme que la adolescente reciba un castigo desproporcionado que podría llegar hasta los catorce años de cárcel.

La letrada agregó que la madre de la chica, Nariman, también será juzgada ese mismo día, por lo que el tribunal militar podría dictar, en febrero, una sentencia simultánea para dar una lección a las activistas.

Ahed Tamimi con su padre, Bassem y su madre Nariman

Desde que Donald Trump anunció el pasado 6 de diciembre el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel han sido detenidos, a causa de las protestas, cerca de 700 palestinos, entre ellos 70 menores, informó el Comité para los Asuntos de los Presos Palestinos (CAPP).

Ahed Tamimi, que hoy, 31 de enero, cumplió 17 años en la cárcel, fue detenida el pasado 19 de diciembre tras encabezar unas manifestaciones en su aldea natal Nabil Saleh, -situada a veinte kilómetros de Ramallah, en la Cisjordania ocupada- en contra de la decisión de Donald Trump, quien planea trasladar la Embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén (Los palestinos aspiran a establecer la capital de su Estado en Jerusalén Este).

Los fiscales israelíes imputan a Ahed de 12 delitos, incluidos los de “asalto agravado, lanzamiento de piedras e incitación y participación en disturbios violentos”. Otra de las acusaciones que pesan contra ella es “agresión a las Fuerzas del Orden”, lo que tiene su origen en el bofetón que dio a un soldado en el patio de su casa, el pasado 15 de diciembre, en clara defensa de su familia.

Ese día los militares habían disparado a bocajarro contra su primo Mohamed Tamimi, de 14 años, dejándole en estado de coma 72 horas.

“Afortunadamente el adolescente se está recuperando, aunque el impacto (de una bala de goma disparada contra un orificio de la nariz) le ha dejado graves secuelas, como una deformación en el cráneo”, dijo a Contrainformación.es el diputado Enric Bataller (Compromís) quien recientemente visitó Palestina con una delegación parlamentaria española.

En contra de la propaganda israelí para degradar a Ahed (que la presenta como a una “muchacha muy peligrosa” y “una terrorista”) su padre Bassen, de 51 años, quien se declara admirador de Mahatma Ghandi, ha afirmado que: Las cosas se agravaron cuando ella “discutió con los soldados que dispararon a su primo, Mohamed”. No la perdonan que no tire la toalla y no se quede con los brazos cruzados. “Estoy muy, muy, orgulloso de mi hija”, enfatizó.

22Shares

Deja un comentario