El partido Junts, liderado por Carles Puigdemont, reafirma su postura de llevar hasta el final la lucha por las enmiendas a la Ley de Amnistía, lo que pronostica un nuevo choque con el PSOE en un lapso de apenas dos semanas. La formación independentista no se rinde y pretende conseguir el sí para despenalizar los delitos de terrorismo para los líderes del proceso independentista catalán.

En declaraciones recientes, Miriam Nogueras dejó claro el compromiso de Junts: «Hay margen, nosotros batallamos hasta el último momento». El partido busca la aprobación de una «amnistía integral, en la que entre todo el mundo y que sea de aplicación inmediata» para proteger a Puigdemont y Marta Rovira ante las recientes imputaciones por terrorismo del juez García Castellón. Esta propuesta abarcaría también a los acusados por Tsunami Democràtic y a los miembros de los CDR detenidos en la Operación Judas, a la espera de juicio.

«Trabajaremos infatigablemente para que cubra todo», reiteró el portavoz del partido en Cataluña, Josep Rius, uno de los colaboradores más cercanos a Puigdemont.

Junts ejerce presión para incluir en la amnistía los delitos del terrorismo
Junts ejerce presión para incluir en la amnistía los delitos del terrorismo

Las críticas de la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, hacia el juez García Castellón no han disuadido a Junts en su petición. Ribera afirmó que el magistrado «tiene una implicación política importante y suele salir a colación en momentos sensibles». Estas declaraciones se dieron justo cuando se iniciaba la tramitación de la amnistía.

Miriam Nogueras destacó la situación actual del poder judicial en España, indicando que «ya ni el Gobierno español puede obviar que estos miembros del poder judicial, sea por acción u omisión, son los máximos responsables» en referencia a la situación derivada del proceso independentista catalán.

Nuevamente, Junts se distancia de Esquerra. Aunque ambos partidos comparten gran parte de las reivindicaciones independentistas, la estrategia de ir por caminos diferentes ha demostrado ser beneficiosa para Junts en términos electorales, según las últimas encuestas. Ambos partidos no han firmado un acuerdo de legislatura, y avanzan pieza a pieza.

Con ocho días de margen, Junts tiene tiempo para continuar las negociaciones con el PSOE, ya que la comisión de Justicia se reunirá este martes para debatir las enmiendas, y el pleno decisivo se llevará a cabo el próximo día 30. Junts se prepara para forzar los límites y lograr una norma «integral e inmediata» que garantice el futuro de Puigdemont.

La propuesta de Junts no se limita a la reforma del delito de terrorismo; también busca modificar el artículo 4 de la Ley para aclarar que las posibles cuestiones de inconstitucionalidad o las preguntas prejudiciales ante la Justicia europea no afectarán a la obligación inmediata de levantar las medidas cautelares cuando entre en vigor la amnistía. Este aspecto apunta directamente al juez García Castellón, según señala Junts, y neutraliza automáticamente las causas derivadas del llamado «lawfare» contra el independentismo.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA