El juez José De la Mata, que investiga la «caja B» del PP, ha acordado practicar nuevas diligencias para indagar las adjudicaciones de contratos por parte de administraciones controladas por el Partido Popular a empresas a cambio de donaciones al partido.

Entre estas adjudicaciones se encontrarían varias que beneficiaron al empresario Rafael Palencia: dos depuradoras en la Comunidad de Madrid cuyos contratos fueron adjudicados por la Entidad Pública Empresarial del Suelo (SEPES), dependiente de Fomento y que en aquel momento dirigía Francisco Álvarez-Cascos, y el Canal de Isabel II, entonces presidido por Ignacio González.

Según sostiene el magistrado en su auto, existe “una correlación objetiva, subjetiva y temporal” entre estos proyectos adjudicados a la empresa Degremont SA y las entregas de al menos 95.000 euros del empresario a la caja B del PP, registradas en la contabilidad gestionada por Bárcenas.

De la Mata también pide investigar un tercer contrato de mantenimiento y conservación de otra depuradora de aguas residuales de La Gavia. Tal y como recoge el auto, Bárcenas puso en contacto entre 2003 y 2007 al empresario Rafael Palencia con la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, entidad adjudicataria. Aunque el empresario no logró la adjudicación en 2007, el magistrado requiere información para estudiar la licitación de la depuradora.

El magistrado ya había solicitado documentación sobre estos contratos y lo que pide ahora son las fuentes originales y “cerradas” de información, tanto a la sociedad como a las administraciones públicas responsables de las adjudicaciones: discos duros y otros soportes de almacenamiento, el expediente original del contrato, documentos digitales o archivos informáticos de los distintos actos administrativos, mensajes de correo electrónico íntegro desde las cuentas en que se realizaron las comunicaciones y certificados de los cargos que ocupaban las personas que intervinieron en los proyectos.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ya ha detectado irregularidades en esos contratos adjudicados a Degremont, a pesar de no ser la empresa más ventajosa en los concursos públicos que se publicitaron.

Rafael Palencia ya compareció como investigado en la Audiencia Nacional tras salir a la luz una grabación realizada por Ildefonso de Miguel, exgerente del Canal Isabel II, en la Palencia reconocía que «ayudaba» al partido entregando «periódicamente» unos 35.000 euros para que le «traten bien».

De la Mata sigue buscando pruebas de que Bárcenas, Álvaro Lapuerta y Francisco Correa, entre otros, definieron e implementaron un sistema para obtener fondos ilícitamente para el Partido Popular y para ellos mismos, a cambio de movilizar influencias y realizar gestiones a favor de los proveedores de tales fondos.

El juez decidió establecer un plazo de investigación judicial de 12 meses, que finalizará el día 29 de julio de 2021, en la instrucción del caso de la «caja B» del PP por presunta financiación irregular del partido.

También está pendiente de juicio la causa relativa a las obras en la sede del PP en la calle Génova que se habrían financiado con dinero negro.