El Consejo de Ministros ha declarado la Emergencia Climática durante el día de hoy. Según los activistas de Juventud por el Clima-Fridays For Future España esta declaración constituye un “primer paso necesario, pero insuficiente” ante lo que es necesario “poner la vida en el centro por encima de los indicadores económicos”. Para el grupo, “Este reconocimiento de la existencia de una emergencia climática es vital frente a la acción de negacionistas o ante aquellos que, aunque siendo conocedores de dicha situación, perpetúan sus contribuciones a esta”.

El acuerdo del Consejo de Ministros establece una serie de medidas a llevar a cabo en los próximos 100 días, entre las que se incluyen proyectos ya pendientes desde la anterior legislatura y “una ambición insuficiente al fijar muchos de los objetivos finales a 2050, contra las indicaciones del IPCC” dicen desde Juventud por el Clima-Fridays For Future
España.

Aunque en los puntos establece una serie de intenciones entre las que se pueden
destacar el incluir la perspectiva de género, la búsqueda de un transición justa o la
transversalidad de las políticas medioambientales, “esto solo constituye una declaración de
intenciones que tiene que ser llevada a la práctica de manera inmediata y no esperar a
cumplir lo más importante para el año 2050”.

Pese a que durante 2019 los movimientos ecologistas han hablado de la nueva década como la “década de la ambición” esta serie de propuestas “parecen quedarse cortas y, aunque reconocen valores como el de la justicia climática, siguen perpetuando una política
extractivista de los países del sur global”. Así las cosas, las activistas del movimiento ecologista reclaman que mientras en el 11 se plasma la intención de prohibir prácticas como el fracking, “se permite que estas se sigan utilizando en regiones como Mendoza, Argentina para la exportación a España”.

A pesar de todo ello, desde Juventud por el Clima-Fridays For Future España afirman que el
reconocimiento de la crisis, que ya deja ver sus efectos en Australia o el Mediterráneo, es “el inicio del camino”,este no debe “quedarse en buenas palabras sino que debe ir acompañado de medidas efectivas y contundentes dignas de una situación de emergencia”.

Otra cosa no sería más que “un ejercicio de greenwashing y una traición a la ciudadanía en su conjunto y a la juventud, a la que los poderes públicos dicen defender”.
Por ello, los jóvenes, dicen que permanecerán “vigilantes” ante un gobierno que esperan sea de cambio.