El portavoz adjunto de JxCat en el Parlament, Eduard Pujol, ha expresado este martes su solidaridad con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ante la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de admitir a trámite una querella contra él por presunta desobediencia por no retirar lazos.

En rueda de prensa desde el Parlament, Pujol ha lamentado que esta decisión de la justicia es síntoma de que «la represión continua sin freno», y ha defendido que los lazos amarillod no son un símbolo partidista, sino un símbolo de denuncia por la situación de los presos soberanistas.

Ha llamado a «mantener el pulso contra los que quieren recortar las libertades» de Cataluña, y ha defendido que Torra no ordenara la retirada de lazos amarillos –pese a la petición de la Junta Electoral Central– por considerar que fue una defensa de la libertad de expresión.

También ha criticado que el PSC haya presentado una moción con la que busca que el Parlament inste a Torra a presentar una moción de confianza o a convocar elecciones, después de que el presidente catalán no haya encontrado apoyos para sacar adelante los Presupuestos de la Generalitat de 2019.

Pujol ha dicho que presentar una moción de confianza «es una cuestión que decide al Govern» y no a los partidos de la oposición, y ha añadido que, si estos partidos no le gusta el Govern, su mecanismo legítimo para actuar es una moción de censura.

El portavoz adjunto ha acusado a los socialistas de moverse por electoralismo al acercarse una triple cita electoral –generales, municipales y europeas– y ha concluido que el PSC y el PSOE se han colocado «en el carril de la derecha» en sus postulados sobre Cataluña.

ENMIENDAS

Ha anunciado que su partido ha presentado enmiendas a la iniciativa del PSC por las que quiere que el Parlament constate que el Estado «no ha respetado los resultados electorales» de los comicios del 21 de diciembre de 2017 –enmiendas que difícilmente el PSC aceptará–.

Ha criticado que el PSC «es gente que no respeta derechos y tampoco los mecanismos más elementales del parlamentarismo», y ha concluido que los socialistas catalanes deberían centrar su actividad en criticar las actuaciones de la justicia contra los líderes soberanistas encausados.