El escritor Ken Follett, mundialmente conocido por ser el autor de «Los pilares de la Tierra», se encuentra disfrutando de unos días de descanso en España y ha presumido en Twitter del último libro que está leyendo: «Fortunata y Jacinta», una de las reconocidas obras de Benito Pérez Galdós.

El escritor británico ha publicado en su cuenta de Twitter una imagen en la que aparece con una camisa veraniega y gafas de sol leyendo el citado libro y que ha acompañado del mensaje: «Sol español y una novela española: Fortunata y Jacinta».

Su recomendación no ha pasado desapercibida para la comunidad online, que pronto se han lanzado a recomendar otros títulos como La Regenta, de Leopoldo Alas Clarín, El Quijote, de Cervantes; o El Camino, de Miguel Delibes.

Ken Follett triunfa al enseñar el libro que está leyendo durante sus vacaciones en España / Imagen: Twitter @KMFollett
Ken Follett triunfa al enseñar el libro que está leyendo durante sus vacaciones en España / Imagen: Twitter @KMFollett

«Tan bueno con los libros como eligiendo camisas»

Follet ha sorprendido a los tuiteros tanto por el libro elegido como por su arriesgada camisa: «Tan bueno con los libros como eligiendo camisas» o «Buen gusto el del sr Follet, y no, no lo digo por la camisa» son algunos de los mensajes que se pueden leer en la red social.

«Have an Horchata granizada con fartones and your day will be complete»

Tampoco han faltado las bromas como la de un tuitero que le recomienda leer el libro de Belén Esteban «Ambiciones y Reflexiones» o el que le da el consejo: «Have an Horchata granizada con fartones and your day will be complete».

Las visitas a nuestro país le sirven como fuente de inspiración para sus libros

Ken Follett visita a menudo nuestro país y en sus viajes aprovecha para documentarse de rincones de nuestra geografía que luego le sirven de fuente de inspiración para sus libros. El pasado verano visitó la localidad extremeña de Trujillo en donde destacó la belleza de la fortaleza de la localidad y del retablo de la iglesia de Santa María.

Sus visitas a Sevilla le sirvieron para dar forma a algunos pasajes de su obra «Una columna de fuego» y la catedral de Vitoria le inspiró en su novela «Un mundo sin fin».

DEJA UNA RESPUESTA