La Abogacía del Estado va a presentar una denuncia ante la Fiscalía para tratar de esclarecer los hechos e identificar a los autores de un vídeo en el que se ve a un hombre haciendo prácticas de tiro disparando a fotos con los rostros de Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Fernando Grande-Marlaska, Pablo Echenique e Irene Montero.

En el vídeo difundido a través de redes sociales se puede ver al hombre, a cara descubierta, que al grito de ¡Sentencia! comienza a disparar y da en el blanco cinco veces. Tras esto se oyen unas risas y él levanta el dedo corazón de la mano en señal de burla.

Por su parte, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ya han abierto una investigación sobre la procedencia de la grabación y las personas que participan en ella y a última hora de este jueves se ha hecho público que la Policía había localizado la galería, de carácter privado, en Málaga. Además fuentes policiales han informado que el arma empleada por el hombre es un modelo que puede usar cualquier persona con licencia para escopetas y no una Franchi SPS 350 de las que usa la Policía.

En un comunicado, el Gobierno ha expresado su «total repulsa y condena de estas imágenes, que contienen amenazas graves y siembran el odio». Fuentes de Moncloa indican que «hechos así alimentan a los sectores más ultras de la sociedad que pretenden destruir valores esenciales de nuestra democracia y de nuestra Constitución, como son la convivencia y el respeto absoluto de la pluralidad política».

Por su parte, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha avisado a través de su cuenta de Twitter de que «ni siquiera las amenazas de muerte de estos pseudocomandos de la ultraderecha nos van a distraer de nuestra tarea de reforzar la justicia social y una recuperación económica que no deje a nadie atrás. Frente a los ultras: justicia social, democracia, libertad, Gobierno» y ha acompañado el mensaje con el emoticono del puño en alto.

Este vídeo se suma a las declaraciones de Eloy Valero, concejal del PP en Novallas (Zaragoza), en las que asegura sobre Pablo Iglesias que lo mejor sería pegarle «un palizón» y dejarle «vegetal» porque pegarle «dos tiros es muy rápido», o que «ojalá» le asesinen «a la vista de su mujer e hijos».

A este respecto, Juanma del Olmo, secretario de Comunicación de Podemos,  ha avisado de que si el PP y su presidente, Pablo Casado, no responden, «es que consienten» este tipo de declaraciones.

También se ha referido a esas imágenes José Luis Ábalos, ministro de Transportes y Movilidad Urbana, quien ha instado a la Fiscalía a «actuar», y ha achacado estos hechos al «discurso de la ultraderecha». «Normalizar o contemporizar con el discurso de la ultraderecha no es gratis para la democracia. Ningún partido debería permanecer indiferente ante amenazas tan explícitas y siniestras como la que representan y difunden estos indeseables», ha señalado.