Miguel Lago compartió en su más reciente monólogo una experiencia vivida con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la capilla ardiente de la fallecida artista Concha Velasco en Madrid, quien falleció a los 84 años. Durante su espectáculo, el colaborador de «El Hormiguero», relató el encuentro que tuvo con Sánchez en este evento.

«He estado con Sánchez hoy. ¡Dios!», empezó diciendo el cómico en su actuación. «Capilla ardiente de Concha Velasco, el féretro, las flores, tal… y yo en fila dos con mi compañera de «Y ahora Sonsoles», Bea Cortázar».

«Entra Sánchez. Pasa por mi lado y digo: ¡Hostias!. Y te lo juro, yo no lo podía ni mirar. No, no me da vergüenza decirlo. Yo estaba con unos nervios tío. Y yo: ‘No lo mires, que no haya contacto visual, que no haya contacto visual que es por ahí por dónde te engancha. Que no haya contacto visual».

La anécdota de Miguel Lago con Pedro Sánchez en la capilla ardiente de Concha Velasco
La anécdota de Miguel Lago con Pedro Sánchez en la capilla ardiente de Concha Velasco

«Que el encanto que tiene es ese. No lo mires. No le mires la cara. No le mires la cara. No le mires la cara. Yo así. Vale, entonces el presidente termina, baja, pasa por mi lado y es que la historia no va a parar de mejorar porque, de repente, se le cruza Enrique del Pozo, el de Enrique y Ana, se le cruza, que hubiera molado que le hubiera sacado un platillo, y Enrique, al que aprecio mucho, no pierde comba y le dice: ‘Presidente, ¿una foto?'».

«Y le pide una foto a Sánchez. Y entonces, coge Enrique saca el móvil y hace: ‘Miguel’. Y yo pensando: ‘¿Qué parte de mi lenguaje corporal , Enrique del Pozo?’. Entonces, cojo yo el móvil y tal y como lo cojo Sánchez se gira hacia a mí y hace una mirada de sorpresa de: ‘Hostia, el de mi programa favorito, El Hormiguero'».

«Vaya, que yo creo que en el momento pensó: ‘Con un poco de suerte están aquí Pablo y las hormigas’ y me tiende la mano. Y una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Que yo esté en desacuerdo con sus políticas, no implica que no tenga respeto por el cargo».

«Y entonces digo: ‘Voy a tenderle la mano’. Digo: ‘Presidente’, y yo lanzo la mano bien, firme, porque yo claro ese tiazo, esa espalda que tiene, guapo, digo: ‘Este tiene que tener un apretón de manos de reventarte'».

«Y digo: ‘Esta es la mía. Sostenle la mirada’ Voy para allá y yo: ‘Presidente’, le doy la mano. ¿Te puedes creer que la da floja?. Mira, una decepción. Digo, no me lo puedo creer, me dio los deditos así. Hostia, y yo fui con un apretón y noto dedos ahí, pero yo oí hasta el crack. Digo hostiaaaa».

«Yo pensando, bueno como odia la falange le he jodido dos, tampoco pasa nada. Pero espérate, que yo fui con intención de un apretón bueno, la culpa fue de él que metió la mano floja y yo ahora temo haberle roto un dedo al presidente».

«Pero por otra parte pienso igual le rompí una mano, no puede firmar la amnistía, y acabo yo de salvar España. Espérate que no haya pasado eso», ha zanjado Lago.

2 Comentarios

  1. Miguel Lago no cabe duda que es el nuevo casposo «retroArevalo» , resumiendo : un auténtico estúpido sin ninguna gracia ( salvo para l@s que ya sabemos…….) . Si no fuera así , no estaría haciendo el bufón en el programa ese que se llama «El Podridero «, Hormiguero ; o como se llame esa mierda de Antena 3 ( AtresMierda )
    Saludy República .

DEJA UNA RESPUESTA