La Asamblea General de la ONU eligió hoy al Ministro de Relaciones Exteriores de Maldivas, Abdulla Shahid, para que presida su 76º periodo de sesiones, que dará inicio el 14 de septiembre de este año.

El canciller maldivo se impuso en las votaciones al candidato afgano Zalmai Rassoul al ganar el voto de 143 Estados miembros frente a los 48 conseguidos por su contrincante.

Shahid fue electo de conformidad con la rotación regional establecida, que en esta ocasión correspondía al Grupo de Estados de Asia y el Pacífico.

Para obtener el apoyo de la mayoría de los países, Shahid expuso su convicción de que las Naciones Unidas son el pináculo de la cooperación multilateral y planteó una “presidencia de esperanza”.

“En el último año, hemos sido testigos de la bondad humana. Nuestra fe en la humanidad se ha renovado. Por eso, creo sinceramente que es en tiempos de crisis cuando vemos lo mejor que el mundo tiene para ofrecer. También creo que éste es un momento decisivo para esta organización y para toda la comunidad internacional. Es una oportunidad que debemos aprovechar. Por eso, mi presidencia será una `Presidencia de Esperanza´ y buscará trabajar para las personas, el planeta y la prosperidad”, puntualizó.

image1170x530cropped.jpg

Volkan Bozkir (izquierda) felicita a Abdulla Shahid, quien lo sustituirá en la presidencia de la Asamblea General.

Todos deben contribuir

El ministro maldivo apuntó que siempre ha creído “que todos los países pueden, y deben contribuir a la cooperación mundial, independientemente de su tamaño”.

También afirmó que siempre ha trabajado para “construir puentes entre naciones, buscar consensos y promover el diálogo, especialmente en los debates sobre el cambio climático, los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo y cuestiones relativas a los Estados pequeños en general”.

Ideas únicas

El Secretario General de la Organización felicitó al diplomático y destacó su vasta experiencia, considerando que, gracias a ella, Shahid comprende “profundamente la importancia del multilateralismo para abordar los desafíos mundiales de hoy”.

António Guterres encomió que el tema central de su visión para presidir la Asamblea General sea la esperanza.

Agregó que, al venir de un Pequeño Estado Insular en Desarrollo, Shahid aportará ideas únicas de cara a la cumbre sobre cambio climático COP26, que tendrá lugar en Glasgow en noviembre.

Guterres recordó que por ser el órgano más representativo, la Asamblea General es la base de todo el trabajo en las Naciones Unidas y aseguró que es fundamental para la eficacia de la Organización.

En este renglón, sostuvo que lo que más necesita la humanidad en este momento es precisamente eficacia.

Somos un mundo de luto por los millones de personas que hemos perdido a causa de la pandemia de COVID-19. La crisis ha asestado un duro golpe a comunidades, sociedades y economías. Hasta que todos, en todas partes, tengan acceso a las vacunas, seguirá representando una enorme amenaza”, recalcó y añadió que el siguiente periodo de sesiones abordará el impacto de la pandemia en los tres pilares del trabajo de la ONU: paz, desarrollo sostenible y derechos humanos.

Trayectoria diplomática amplia

Abdulla Shahid empezó su carrera diplomática en 1983 y ha representado a Maldivas en numerosos foros internacionales. También fue jefe de gabinete de la Presidencia de su país y presidente del Parlamento nacional.

Desde 2018 ocupa el cargo de ministro de Relaciones Exteriores por segunda vez -la primera fue en 2005-, puesto desde el que se ha convertido en una de las principales voces de denuncia de la devastación causada por la crisis sanitaria mundial a las economías y sociedades de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo.

Además, ha llamado la atención sobre la vulnerabilidad de esos países al cambio climático y a los embates externos, subrayando su capacidad limitada de respuesta y recuperación de los desastres.

Shahid sustituirá en el liderazgo de la Asamblea General a Volkan Bozkir, de Turquía.

DEJA UNA RESPUESTA