La asociación 11-M afectados del terrorismo ha alzado la voz para denunciar que se les está utilizando con una intención poco ética: para oponerse al proyecto de ley de Memoria Democrática. Por ello han redactado un comunicado en el aclaran que su asociación siempre ha estado «en la línea de garantizar los derechos a todos, incluso a los victimarios; mucho más la de garantizar los derechos de todas y cada una de las víctimas».

«En esa defensa de conseguir y consolidar derechos para las víctimas, nuestra Asociación estará siempre en esa primera línea. Sean éstas, víctimas de violencia de género, víctimas del franquismo o, por supuesto, del terrorismo, y siendo, además, conscientes de las diferencias de cada una de ellas», aseguran.

Asimismo, aclaran que su grupo siempre ha defendido desde su creación «que jamás» se utilice «partidistamente a las víctimas del terrorismo» y aclaran que «ahí siempre nos tendrán enfrente, también en primera línea». “DEJEN DE UTILIZAR PARTIDARIAMENTE A LAS VÍCTIMAS”, señalan.

Frenar los derechos de otras víctimas

La asociación quiere poner de manifiesto en relación al Proyecto de Ley de Memoria Democrática, que se va a discutir en el Parlamento de nuestro país, que no se utilice a las víctimas del terrorismo para frenar los derechos de otras víctimas. Aclaran que ponerse a la Ley de Memoria Democrática utilizando como argumento a las víctimas del terrorismo «es de nuevo una utilización partidista de las víctimas del terrorismo que estamos obligados a denunciar».

«Las víctimas de las que se ocupa el Proyecto de Ley de Memoria Democrática tienen derecho, como cualquier otra víctima, a ser reconocidas, reparadas, y ver satisfechos sus anhelos de justicia en el Estado de Derecho», indican.

Piden, por lo tanto, que «no utilicen» a las «víctimas del terrorismo» para «poner freno a los derechos de otras víctimas». «Opónganse a ese Proyecto de Ley con argumentos políticos distintos, si los tienen. No conviertan a las víctimas del terrorismo una vez más en herramienta partidista porque no solo no las beneficia, sino que las debilita», señalan.

DEJA UNA RESPUESTA