La Audiencia de Lleida ha archivado la querella presentada por la asociación Advocacia per la Democràcia contra la ex subdelegada del Gobierno en Lleida, Inma Manso, y el coordinador técnico del operativo policial desplegado con motivo del 1-O, Diego Pérez de los Cobos.

Según se desprende del auto, la plataforma presentó la querella contra ambos cargos por presuntos delitos contra los derechos individuales, torturas, prevaricación y desórdenes públicos.

En este sentido, Fiscalía decidió presentar un recurso asegurando que los hechos denunciados no eran constitutivos de delito, ya que la actuación policial del 1-O en Lleida fue “ajustada a los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad”.

Asimismo, el ministerio público añadía que la actuación estaba “amparada por la causa de justificación de cumplimiento de un deber”.

Por su parte, la Sala ha considerado que la denuncia se basa en un “planteamiento genérico” y con una atribución de la responsabilidad “inespecífica” y que, por ello, “no puede servir de base para la iniciación de una investigación penal”.

En este sentido, señala que Pérez de los Cobos no consta que estuviera desplazado en Lleida en el momento de los hechos, por lo que “cualquier conducta eventualmente relevante desde el punto de vista penal, se habría llevado a cabo en Barcelona”.

Paralelamente, las acusaciones contra Inma Manso, argumentan, tan sólo se ciñen a su condición como subdelegada del Gobierno en Lleida, con lo que la Sala considera una acusación “insuficiente, pues no se identifica cuál fue su participación en los hechos denunciados”.