La Audiencia de Barcelona ha acordado mantener en libertad provisional al exprofesor de la escuela Maristas de Barcelona Joaquín Benítez, mientras no sea firme la sentencia que le condenó a 21 años y nueve meses de cárcel por abusar sexualmente de cuatro alumnos.

En un auto, la sección 21ª de la Audiencia de Barcelona desestima la petición de la Fiscalía y de las acusaciones del caso para que se envíe a prisión al pederasta confeso, al entender que Benítez ha cumplido hasta ahora sin incidencias las medidas cautelares que se le impusieron, por lo que corresponde mantenerle en libertad provisional.