La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha estimado el recurso de la representación legal de Pablo Iglesias y ordena que el secretario general de Podemos vuelve a figurar como perjudicado en la pieza del caso Villarejo, han avanzado a elDiario.es fuentes jurídicas.

En esta pieza se investiga la difusión de información robada del móvil de su excolaboradora Dina Bousselham en contra del vicepresidente del Gobierno y a la formación política que lidera.

Un informe publicado por la policía científica señalaba que los daños eran compatibles con “un intento de recuperación del contenido de la memoria” realizado mediante una técnica “empleada por los laboratorios especializados en recuperación de información de este tipo de dispositivos”, lo que alejaba la sombra de sospecha de Iglesias.

El juez del caso, Manuel García-Castellón, había retirado la condición de perjudicado a Iglesias a petición de la Fiscalía Anticorrupción al considerar que había otras posibilidades aparte de que el Comisario Villarejo hubiera entregado a varios medios esa información del móvil y que si no había delito, Iglesias no podía personarse como perjudicado.