El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, ha lamentado este miércoles que no se hayan aprobado los Presupuestos Generales del Estado para 2019, porque afecta “negativamente” al interés general de la economía y la sociedad catalana.

Para Valls, los presupuestos rechazados este miércoles en el Congreso representaban una mejora económica “importante”, tanto desde el punto de vista social, porque se recuperaban buena parte de los “retrocesos sociales” que se adoptaron durante la crisis, como desde el punto de vista de la inversión en infraestructuras.

En un comunicado, Valls esgrime una serie de motivos por los que no tener presupuestos es perjudicial para Cataluña, como que la inversión pública del Estado en Cataluña presupuestada era de 2.051 millones de euros, cifra a la que había que sumar otros 200 pactados en la Comisión Bilateral, lo que daría un total de 2.251 millones de euros.

El porcentaje de inversión destinada a Cataluña sobre el total de España sería del 18,2 %, “el porcentaje más elevado de la serie histórica en Cataluña”.

Ahora, la inversión en Cataluña será la misma que la aprobada en los presupuestos de 2018, de 1.351 millones.

Valls ha destacado que sólo del grupo Fomento, Cataluña habría recibido 1.875 millones de euros , el 19,2 % del total regionalizable, con lo que se habría cumplido la Disposición Adicional Tercera del Estatut, ya que el esfuerzo inversor en infraestructuras en Cataluña se habría situado en línea con su peso económico (19 %), “lo que ahora no sucederá”.

El presidente de la Cámara de Comercio también ha destacado que el proyecto de presupuestos recogía un importante aumento del gasto productivo, ya que el gasto en I+D civil crecía un 5,6 % respecto al presupuesto anterior y el gasto en infraestructuras, un 40 %.

También ha lamentado que Cataluña ha perdido otra ventaja y es que Hacienda había asegurado que las comunidades más endeudadas recibirían nuevas facilidades del Estado en el fondo de financiación de comunidades autónomas para alargar los plazos de devolución de, en el caso de Cataluña, los 57.000 millones que debe la Generalitat al Estado.

Además, Valls menciona las estimaciones hechas por el Fondo Monetario Internacional, que considera que con la no aprobación de los presupuestos el déficit público puede llegar al 2,4 % del producto interior bruto (PIB).

Deja un comentario