Redacción

Las opciones del vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, para liderar la lista del partido al Ayuntamiento de Madrid en las próximas elecciones municipales dependerá de la evolución de la polémica sobre los másteres y sus posgrados.

Falta más de un año para los comicios, todo está abierto y no se descarta que pueda ser candidato, pero el dirigente pudo haber quedado muy tocado al haber admitido que en su propio máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), cursado en 2008 y 2009, no fue a clases, ni realizó exámenes, ni defendió un trabajo final ante un tribunal. Relató que así se lo propuso el director del máster, Enrique Álvarez Conde, y fue posible porque logró convalidar 18 de las 22 asignaturas. Las otras cuatro las superó con sendos trabajos, que en total sumaban 92 folios.

También ha hecho referencia a un “posgrado” (enseñanza que exige ser Licenciado para cursarla) en la prestigiosa universidad norteamericana de Harvard. En concreto, Casado se refería al “Driving Government Performance Program (DGP) de la Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard”. Un curso que el célebre centro imparte en Boston a lo largo de una semana y que tiene un precio de 8.000 dólares. Una cantidad que Casado aseguró haber pagado de su bolsillo. Pero la realidad es que no se trata de un posgrado al ser un curso que no exigía formación previa para asistir a él. La segunda, bastante más grave: eldiario.es ha descubierto que el curso al que se refiere Casado lo disfrutó en la madrileña localidad de Aravaca entre el 16 y el 19 de junio 2008.

Casado aprovechó que Harvard imparte en ocasiones ese curso fuera de EEUU para asistir a él. En este caso, el monto de matrícula ascendía a 2.000 euros, si bien el propio Casado no recuerda si los pagó al olvidar si tuvo derecho a beca por ser diputado autonómico en aquel momento. El problema es que esta confirmación choca con lo que declaró, al explicar que realizó otro curso distinto al referido en Boston, si bien éste último no aparece en su currículum.

El País también ha puesto en tela de juicio su periplo como “visiting professor del Global Leadership and Competiveness Program de la Universidad de Georgetown”, reflejado igualmente en la ficha del Congreso. Según el propio Casado, simplemente tradujo la expresión habitual en EEUU para ese tipo de casos. Sin embargo, aunque en el centro reconocen que impartió algunas “clases magistrales”, lo cierto es que esta figura suele corresponder a un profesor de otro país que imparte docencia seis meses o un año, ajustándose más lo que hizo Casado en ese momento a un rol de conferenciante o personalidad invitada.

A pesar de todo esto, la dirección del PP ha expresado su respaldo a Casado públicamente. “Dice la verdad, tiene el respaldo absoluto de todos los miembros del comité de dirección“, dijo públicamente hace unos días el vicesecretario de Política Social del PP, Javier Maroto, tras la reunión con la cúpula del PP que presidió Mariano Rajoy.

Sin embargo, Pablo Casado -que encabezó la lista del PP por Ávila en las pasadas generales- ha limitado su agenda pública en los últimos días al hilo de la controversia de los másteres y no ha ejercido de portavoz del PP tras la reunión semanal del comité de dirección del partido como suele hacer los lunes.

 

 

Deja un comentario