La Comisión Europea (CE) celebró hoy que el Órgano de Apelación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) haya estimado que Estados Unidos ha mantenido subsidios ilegales de apoyo a su constructor aeronáutico Boeing y destacó su «importancia» para la libre competencia de la industria europea.

«La sentencia de hoy es bienvenida por la UE, su industria de producción aeronáutica y los trabajadores en todos los Estados miembros de la UE en este sector estratégico», indicó la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, en un comunicado, tras conocerse la decisión tomada en Ginebra.

El Órgano de Apelación, señaló, «ha sentenciado ahora definitivamente este caso, confirmando nuestro punto de vista de que Estados Unidos ha seguido subsidiando a Boeing, a pesar de las resoluciones contrarias de la OMC».

Para Malmström, las empresas europeas «deben poder competir en términos justos y equitativos» y el fallo de hoy «es importante al respecto».

Este órgano de la OMC se posicionó en favor de la UE y el fabricante aeronáutico europeo Airbus en su largo conflicto con su competidora Boeing, que determinó que fue subsidiada en contra de la normativa internacional.

En concreto, concluyó que Washington ha continuado con diversas ayudas y subsidios a Boeing, pese a que en 2012 el organismo internacional ya consideró que este tipo de medidas había distorsionado el mercado y había perjudicado gravemente las ventas de Airbus en diversas campañas comerciales en todo el mundo.

Airbus comenzó el contencioso en 2005, argumentando que ciertos incentivos fiscales de Washington a la constructora estadounidense y otras medidas, tales como el acceso a instalaciones, equipamiento y personal estatal, incumplían las normativas internacionales de comercio.