La ciudad argentina de Santa Fe (nordeste) acogerá a mediados de este año la próxima cumbre semestral de los jefes de Estado de los países que integran el Mercado Común del Sur (Mercosur), al ser Argentina el país que ostenta actualmente la presidencia temporal del grupo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Argentina, informó hoy de que el canciller, Jorge Faurie, confirmó al intendente de Santa Fe, José Corral, que ésa es la ciudad elegida para la 54 Cumbre de Presidentes, de la que todavía no se dio fecha concreta pero será «a mediados de este año».

A la reunión están convocados los mandatarios de los Estados miembro (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, con Venezuela suspendida del bloque y Bolivia en proceso de adhesión) y los asociados: Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam.

Faurie destacó que se trata de «una cumbre muy importante» en la vida del Mercosur, ya que en Santa Fe habrá que tomar decisiones que tienen que ver con «el futuro» de los cuatro países que integran el bloque, sobre cómo se va a vincular al mundo y «cómo hacerlo más eficiente».

Ubicada a unos 450 kilómetros al norte de Buenos Aires y con poco más de 400.000 habitantes, Santa Fe, capital de la provincia del mismo nombre, cuenta una particular vida económica y social por su condición de ciudad-puerto, a orillas del río Paraná.

Fue fundada en 1573 por Juan de Garay y es una de las primeras urbanizaciones del Río de la Plata.

El pasado diciembre, al asumir la presidencia semestral del Mercosur, Argentina resaltó que buscará dar impulso al cierre de los acuerdos comerciales pendientes con la Unión Europea, con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés) y con Canadá, además de reforzar el diálogo con la Alianza del Pacífico.