Rangún, la antigua capital y ciudad más populosa de Birmania (Myanmar), celebra este domingo unas elecciones municipales en las que los gobernantes de la urbe de más de 5 millones de habitantes serán elegidos por sufragio universal por primera vez en su historia.

Los residentes mayores de edad y nacionalidad birmana que puedan probar que llevan más de un año viviendo en la ciudad, unos 3,4 millones de personas, podrán votar a los ejecutivos del Comité de Desarrollo de la Ciudad de Yangon (YCDC, en sus siglas en inglés) y a los miembros de los 33 comités municipales de la ciudad.

Rangún fue la capital de Birmania hasta 2005, en que la capitalidad del Estado pasó a la recientemente construida Naipyidó, y celebró sus primeras elecciones desde 1958 hace cinco años, pero en aquella ocasión sólo podía votar un miembro de cada familia y los requisitos de residencia eran más estrictos, lo que redujo en 2014 el número de votantes a unos 400.000, de los cuales solo votó un 25 por ciento.

Las calles de Rangún mostraban en la precampaña carteles electorales de los candidatos, tanto de la Liga Nacional para la Democracia (LND) de Aung San Suu Kyi, actualmente en el Gobierno del país, como del Partido de la Solidaridad y el Desarrollo de la Unión (USDP, siglas en inglés), el partido de los militares, o independientes.

Tras cinco decenios de dictadura en que diferentes regímenes militares gobernaron Birmania con puño de hierro, en 2011 los uniformados lanzaron un proceso de transición a lo que ellos mismos habían bautizado como una «democracia disciplinada» y que culminó en la victoria de la LND en las elecciones de 2015.

La LND ha gobernado el país desde entonces, con la carismática premio nobel de la paz Aung San Suu Kyi al frente, pero el Ejército sigue manteniendo un poder considerable, ya que controla tres ministerios y tiene reservado el 25 por ciento de los escaños del Parlamento.

El Gobierno de Suu Kyi ha sido criticado internacionalmente por apoyar la limpieza étnica de la minoría rohingyá perpetrada hace dos años en el estado de Arakan y en el propio país por su falta de iniciativa en política económica, por lo que estás elecciones municipales son un barómetro del apoyo popular a la LND, al menos en la principal ciudad del país.

DEJA UNA RESPUESTA