Las cloacas de la Policía taparon en 2012 las evidencias que reveló el financiero Javier de la Rosa sobre la fortuna opaca del rey Juan Carlos I, según consta en las anotaciones del comisario José Manuel Villarejo.

Las notas referidas se trata a manuscritos, audios de Villarejo y un informe policial aluden a que De la Rosa acusó al menos en dos ocasiones, en 2012 y 2014, al Juan Carlos I por haber recibido acciones de Abengoa, de Telefónica y Ence.

El 10 de noviembre de 2012 De la Rosa mantuvo dos reuniones con Villarejo al respecto y años más tarde se descubriría que Canonica y Fasana también guardaban el dinero opaco del entonces jefe del Estado, Juan Carlos I de Borbón.

En concreto, tal y como descubrió la Fiscalía suiza, fueron los que crearon las fundaciones Zagatka (Luxemburgo) y Lucum (Panamá).

De la Rosa aportó en las reuniones que mantuvo con el comisario indicios sobre los supuestos ingresos del rey emérito Juan Carlos I con acciones de las empresas Ence, Abengoa y Telefónica, tal y como se puede leer en las agendas y ha podido confirmar EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

El medio expone que «no era la primera vez que De la Rosa relataba a alguien la vinculación del emérito con estas tres empresas, tal y como consta en un informe del caso del Pequeño Nicolás que transcribe otra conversación que también fue grabada. En este audio el empresario catalán, que pensaba que estaba hablando con un emisario del CNI, le aseguró al joven Francisco Nicolás Gómez Iglesias que el monarca había recibido acciones de estas firmas, con conocimiento del entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, que había privatizado Ence y Telefónica».

«Fasana tiene en su cuenta 300 millones del rey […]. Están los Albertos con el rey con 300 millones. Eso lo sabe Rajoy, al privatizar las cuentas, y al estar él metido en el lío de los 100 millones de KIO, dijeron, hay que cubrirlo, y Aznar a desgana concedió que se le dieran unos paquetes de acciones de Ence, Telefónica y Abengoa al rey. Y en esos paquetes, en Ence, están los Albertos representándolo, y en Teléfonica ahora está Almansa, pero están todos ellos, y en Abengoa está Aza, su hijo y los Benjumea. Y esos paquetes son los que él ha vendido después y ha hecho líquido, y eso fue lo que fue a defender en ‘The New York Times’ diciendo que no era verdad, pero tenían todos los papeles los del ‘New York Times», relató De la Rosa, según consta en el sumario del caso del Pequeño Nicolás.

Según la información publicada por El Confidencial, la Fundación Zagatka, con la que el primo lejano del monarca Álvaro de Orleans sufragó viajes de Juan Carlos I por un valor de ocho millones de euros, obtuvo relevantes plusvalías con la compraventa de acciones de Ence, pues adquirió 85.000 participaciones por 223.000 euros en diciembre de 2008, y nueve meses después las vendió por 254.938 euros, lo que supuso una rentabilidad del 14%.

En 2011 Zagatka vendió más de 200.000 acciones de la papelera, empresa en la que los Albertos [Alberto Alcocer y Alberto Cortina], amigos del rey, tenían una posición de referencia. Tras ser objeto de una investigación por parte de la Fiscalía del Supremo, el emérito pagó 4.395.901 euros para regularizar su situación con Hacienda por los regalos de la Fundación Zagatka, que según Álvaro de Orleans no está vinculada con Juan Carlos I.

DEJA UNA RESPUESTA