La Comisión Electoral turca (YSK) ha rechazado este martes la petición del partido gubernamental AKP de realizar un nuevo recuento de todos los votos en Estambul, ciudad donde la oposición demócrata ganó con un escasísimo margen los comicios municipales del 31 de marzo pasado.

“La YSK ha rechazado nuestra petición de volver a contar todos los votos en Estambul”, escribió en su cuenta de Twitter Ali Ihsan Yavuz, vicepresidente del Partido Justicia y Desarrollo (AKP).

Fuentes de esa formación informaron a la agencia Anadolu de que la YSK accedió únicamente volver a contar los sufragios en 51 urnas, un porcentaje mínimo en un municipio con 31.000 urnas, un censo de 10,5 millones de votantes y 8,8 millones de papeletas depositadas.

Los resultados preliminares anunciados por la YSK le dieron al opositor partido socialdemócrata CHP una ventaja de un 0,3 % (unos 23.000 votos), pero el AKP se niega hasta el momento a reconocer su derrota.

Ese partido gubernamental e islamista, que lidera el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, exigió primero un segundo escrutinio de los 319.000 votos considerados nulos, proceso que concluyó anoche.

Como resultado, la diferencia entre ambos partidos se redujo hasta unos 15.000 votos, pero el AKP insiste en que un nuevo recuento de la totalidad de las papeletas le podría dar la victoria.

Erdogan argumentó el lunes que en el proceso electoral “se ha observado fraude organizado”.

Yavuz criticó la decisión de la YSK como “incomprensible ante las irregularidades cometidas” y anunció que el partido iba a recurrir una vez más a la Comisión para presentar una “impugnación extraordinaria”.

Por otra parte, en Ankara, donde el CHP ganó la alcaldía con un margen del 3,5 %, la YSK le entregó ayer el certificado electoral al nuevo alcalde, Mansur Yavas, poniendo así fin a 25 años de gobiernos municipales islamistas.

Deja un comentario