La compañía aérea japonesa All Nippon Airways (ANA) anunció hoy que sigue de cerca la crisis en Boeing por su modelo 737 MAX, pero evitó manifestarse sobre posibles cambios en su pedido de 30 de esos aparatos que anunció en enero pasado.

ANA, la primera aerolínea nipona por número de pasajeros, anunció el 29 de enero su intención de comprar 30 unidades del Boeing 737 MAX 8 y 18 aeronaves de Airbus modelo A320neo.

Pero a raíz del accidente de un 737 MAX registrado en Indonesia en octubre pasado y otro en Etiopía el último domingo muchos países, incluido Japón, han prohibido el sobrevuelo de esas aeronaves por su espacio aéreo.

Consultado al respecto, un portavoz de ANA dijo a Efe que la compañía “está monitoreando la situación de la misma forma que lo están haciendo otras aerolíneas que operan con esos modelos o que han comprado 737 MAX 8”.

La fuente, sin embargo, evitó pronunciarse sobre la posibilidad de que la firma esté revisando el plan de compra anunciado en enero pasado, aunque recordó que los primeros 737 MAX no serán entregados hasta 2021.

Una vez sean recibidos, si se confirma el pedido, ANA se convertirá en la primera aerolínea nipona que cuenta en su inventario con unidades del Boeing 737 MAX 8.

Estos aviones, con una longitud total de 39,5 metros y una envergadura de 35,9 metros, tienen una autonomía de vuelo de 6.570 kilómetros.

ANA quiere incorporar estos Boeing y Airbus de cabina estrecha para satisfacer sus necesidades en los mercados aéreos asiáticos.

Deja un comentario