Marcha atrás de la Comunidad de Madrid en su defensa de las actuaciones en la elaboración de los protocolos de derivación de personas mayores con covid-19 procedentes de residencias a centros hospitalarios.

Enrique Ruiz Escudero, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha alegado este jueves que a principios de marzo se envió «por error» a los centros sociosanitarios «un borrador» de un protocolo que desaconsejaba la derivación de ancianos procedentes de residencias a los hospitales.

El consejero de Sanidad lo ha indicado en el pleno de la Asamblea de Madrid en respuesta a una pregunta de la diputada socialista Purificación Causapié sobre los criterios que se han utilizado para la derivación de mayores a hospitales desde residencias. En estos documentos, se establecen criterios de derivación que tienen que ver con la situación de discapacidad, con la dependencia, con el deterioro cognitivo, y se señala «claramente» que «no se derivarán», ha resaltado la diputada socialista.

Escudero ha asegurado que el criterio que se ha utilizado tanto para la elaboración del protocolo como para la atención hospitalaria a los pacientes con covid-19 procedentes de las residencias de mayores ha sido «única y exclusivamente clínico».

«Ha habido hasta seis versiones del protocolo», ha admitido Ruiz Escudero, quien ha apuntado que en algunos medios de comunicación se publicó un borrador «enviado por error a principios de marzo a los centros sociosanitarios». No aclara cuántas vidas ha costado este error.

«No voy a admitir, ni a ustedes ni a nadie, que se instrumentalice políticamente un error más que evidente, ni que utilicen un caso como el de Parla para elevarlo al nivel de categoría», porque, «además de faltar a la verdad, entraña otro tipo de responsabilidades», ha manifestado el consejero de Sanidad.

Causapié, por su parte, se ha referido a cuatro documentos «en papel oficial, firmados por el director general de Coordinación Sociosanitaria, Carlos Mur», en los que «no pone borrador».