En las últimas horas, Miguel Lago se ha convertido en tendencia en Twitter debido a su intervención en la tertulia de «El Hormiguero» este martes. El cómico arremetió contra Pedro Sánchez en el programa de Pablo Motos, lo que atrajo la atención del político Gabriel Rufián, quien respondió en su característico estilo en Twitter.

Durante la tertulia, se abordó el tema de una hipotética amnistía por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hacia Carles Puigdemont y otros políticos catalanes. En este contexto, Miguel Lago hizo una declaración que generó debate: «Esto tiene una vertiente dolorosa».

Lago comenzó su discurso dejando claro su posicionamiento político: «Yo no he votado a Sánchez ni lo votaré jamás, vaya esto por delante porque además nos están poniendo en una situación que va de decir las cosas claras y posicionarse claramente».

La concisa e irónica respuesta de Gabriel Rufián a Miguel Lago tras arremeter contra Pedro Sánchez
La concisa e irónica respuesta de Gabriel Rufián a Miguel Lago tras arremeter contra Pedro Sánchez

El cómico continuó expresando su descontento: «Ahora bien, es mi presidente y mi presidente me está diciendo que soy un ciudadano peor, que soy un ciudadano con menos derechos, que hay ciudadanos que están por encima de mí y que ahora, sobre mi libertad, que si yo cometo un delito voy a la cárcel, hay un señor que tiene el privilegio de no hacerlo».

«Hay un delincuente que se escapó de España en el maletero de un coche y que va a volver a España en Falcon. Eso es impresionante», zanjó Lago.

Estas palabras de Miguel Lago no pasaron desapercibidas y llegaron hasta Gabriel Rufián, conocido por su actividad en las redes sociales. Rufián respondió de manera concisa pero con un toque irónico: «Tampoco hace falta ser tan duro con Juan Carlos I».

Esta respuesta hacía referencia al hecho de que el rey emérito, Juan Carlos I, ha estado viviendo fuera de España en los últimos años, evitando así enfrentar ciertas situaciones legales en el país.

2 Comentarios

  1. Es lo que tiene ser un «estómago agradecido»; haces y dices lo que te mandan tus jefes; das la cara por ellos y las hostias las recibes tú. Es lo que le pasa a ese «monologuista» venido a menos y sumido en un laberinto de diarrea mental que seguramente le llevará con el tiempo a ser cliente de un centro de salud mental.
    Pobre Miguel, quién lo ha visto y quién lo ve.

DEJA UNA RESPUESTA