La Segunda Sala de la Corte Suprema de Brasil decidió este martes, por tres votos a dos, poner en libertad al expresidente de las estatales Petrobras y Banco do Brasil Aldemir Bendine, preso desde julio de 2017 por corrupción y lavado de dinero, según informó el propio tribunal.

La Segunda Sala acató un pedido de ‘habeas corpus’ presentado por la defensa de Bendine y dictaminó que su prisión preventiva debe ser sustituida por medidas cautelares, que incluyen la entrega de su pasaporte en las próximas 48 horas.

Asimismo, los magistrados determinaron que el expresidente de Petrobras comparezca periódicamente ante la Justicia brasileña y le prohibió dejar el país, así como contactar con los demás acusados en el caso.

El juez instructor del caso, Edson Fachin, votó contra la concesión del ‘habeas corpus’ solicitado por la defensa de Bendine y fue acompañado por la jueza Carmen Lúcia Antunes, pero los magistrados Gilmar Mendes, Celso de Mello y Ricardo Lewandowski votaron a favor de la excarcelación y formaron la mayoría.

Para la decisión, los tres jueces favorable a la libertad de Bendine consideraron que el ejecutivo fue condenado en primera instancia, pero todavía no tuvo su condena confirmada por tribunales superiores.

Bendine, único expresidente de Petrobras investigado en la Operación Lava Jato, fue sentenciado en marzo del año pasado por el exjuez y actual ministro de Justicia, Sergio Moro, a 11 años de prisión por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

El ejecutivo, quien estuvo al frente de Petrobras entre 2015 y 2016, fue acusado de haber recibido unos 3.000.000 de reales (unos 778.210 dólares hoy) en sobornos de la empresa Odebrecht para facilitar contratos entre la constructora y la petrolera estatal.

En la época de su arresto, la Fiscalía señaló que la gravedad en el caso de Bendine es que recibió sobornos cuando el escándalo ya había sido destapado y numerosas personas estaban presas.

Sin embargo, ante la Segunda Sala, el abogado del ejecutivo, Alberto Toron, afirmó que su cliente no se «asoció» a Odebrecht para cometer delitos y ponderó que el carácter preventivo de la prisión de Bendine funcionaría como una «anticipación» de la pena.

A lo largo de sus cinco años de existencia, la Lava Jato, la mayor operación anticorrupción de la historia de Brasil, ya ha mandado a prisión a importantes políticos y empresarios vinculados a las corruptelas destapadas en el seno de Petrobras, entre ellos el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien cumple desde hace un año una condena de 12 años por corrupción pasiva y lavado de dinero.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario