La Corte Suprema de Justicia de Perú admitió a trámite el recurso de casación presentado por la defensa de Keiko Fujimori para anular la prisión preventiva que cumple la lideresa opositora por presuntos aportes de la empresa brasileña Odebrecht, según informó este martes su abogada Giuliana Loza.

La excandidata presidencial peruana ha cumplido seis meses de prisión preventiva, de los 36 dictados en su contra, mientras es investigada por el presunto delito de lavado de activos.

Su abogada informó, a través de Twitter, que espera que la Corte programe la audiencia en la que expondrá los argumentos para pedir la excarcelación de Fujimori, después de que la Sala Penal rechazó su apelación a la medida.

Keiko Fujimori, hija y heredera política del expresidente Alberto Fujimori, es investigada por presuntamente haber ocultado con una contabilidad ficticia millonarias donaciones para sus campañas hechas por Odebrecht desde la cuenta oculta con la que pagó sobornos en una docena de países de Latinoamérica.

El pasado viernes, Fujimori coincidió con el exjefe de la firma brasileña Odebrecht en Perú Jorge Barata en que ella mantuvo una actitud «fría y distante» con la empresa y, por lo tanto, consideró que cumple una injusta detención.

El Equipo Especial de la Fiscalía para el caso Lava Jato en Perú interrogó durante la semana pasada a Barata, quien confirmó los aportes ilegales entregados a los últimos cuatro exmandatarios peruanos y a expostulantes a la Presidencia, entre ellos Keiko Fujimori.

Los presuntos aportes entregados por Odebrecht a la campaña electoral de Fujimori en 2011 fueron recibidos por su exjefe de campaña Jaime Yoshiyama y el exministro fujimorista Augusto Bedoya, quienes supuestamente usaron falsos aportantes para ingresar el dinero en las cuentas del partido.

A través de Twitter, Fujimori comentó que «Barata ha reafirmado que, a diferencia de otros, siempre mantuve una posición fría y distante con Odebrecht».

La fundadora del partido Fuerza Popular, que cumple prisión preventiva en el penal de mujeres de Chorrillos, añadió que Barata indicó que su caso fue una excepción porque «nunca fui receptiva con ellos», al no haberse comunicado ni entrevistado personalmente con ella.

Sin embargo, Fujimori consideró que lleva «injustamente 6 meses en prisión a pesar que nunca hemos sido gobierno».

El escándalo de sobornos de Odebrecht ha centrado las pesquisas contra los expresidentes Alejandro Toledo, Ollanta Humala, Pedro Pablo Kuczynski y Alan García, que se suicidó el pasado 17 para evitar su detención preliminar por este caso.

«Todos merecemos un debido proceso que se basa en la presunción de inocencia», anotó Fujimori y agregó que no pierde la fe de que las instancias superiores «evalúen estas arbitrariedades y reparen esta grave injusticia».

Fuente