***Aclaración: Tras las críticas recibidas, Inditex anunció a sus 48.000 trabajadores en España que descarta hacer un ERTE hasta el 15 de abril.***

El grupo Inditex, propietario de marcas como Zara, Bershka, Massimo Dutti, Pull and Bear o Stradivarius, señalaba el miércoles pasado que va a realizar al menos un envío semanal de este material sanitario. “En estos momentos se han donado ya 10.000 mascarillas protectoras y a finales de esta semana está previsto el envío de otras 300.000 mascarillas quirúrgicas protectoras”, señalan en un comunicado.

Las críticas a esta posición de ayuda de Amancio Ortega fueron muy positivas y las redes se llenaron de elogios durante todo el día. Eso sí, fue solo un día. Al día siguiente, la multinacional anunció que preparaba un ERTE para 37.000 de los casi 50.000 trabajadores en España, debido al cese de actividad ocasionado por la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19. En solo un día, Amancio Ortega convirtió un gran gesto en una tosca cortina de humo para tapar las verdaderas intenciones.

Según Pablo Isla, el presidente de Inditex, el objetivo es preservar todo el empleo de la compañía, complementado la retribución en caso necesario durante este periodo. Inditex ha iniciado ya las conversaciones con los representantes de sus trabajadores y les comunicó de forma informal el inicio de un expediente de regulación de empleo temporal por causa mayor.

De llevarse a cabo, sería el mayor ERTE llevado a cabo en España. Los representantes sindicales señalan que la empresa se ha comprometido a pagar las nóminas de marzo y los despidos llegarían el 1 de abril. 

La multinacional textil anuncia un ajuste de plantilla después de presentar un beneficio de 3.639 millones de euros en 2019, por lo que «podría haber afrontado la situación en solitario dada su excelente situación financiera», según denuncia CCOO. «Después de dar a conocer unos resultados tan positivos, no era el momento de hacerlo», ha denunciado el sindicato.

La Federación de Industria de CCOO exigirá que la empresa asegure el 100% del empleo y la totalidad del salario a las personas afectadas, en el momento que Inditex presente de forma oficial los ERTEs.

También le exigirá asegurar todas las garantías de seguridad y salud para el personal ya que según considera el sindicato «no es el momento» de presentar los Ertes y que «lo que es prioritario es garantizar e incrementar las medidas de protección, para asegurar la salud del personal en el conjunto de los centros de trabajo».

Las críticas han sido duras, evidentemente. Quien más tiene y quien tiene posibilidades de aliviar la dureza de esta crisis para que el Gobierno se centre en lo importante, en el coronavirus, debería dar más. Las mascarillas más caras del mundo.