El comercio digital, también conocido como e-commerce, ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años. Una evolución que, sin duda, se ha visto acelerada por la reciente crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus. En un contexto como este, la importancia de la publicidad online cobra especial relevancia, aunque mucha gente se preguntará para qué sirve el marketing digital. A continuación, desvelamos algunos datos definitorios del comercio digital que será de ayuda a la hora de responder esta cuestión.

Tendencias del consumo online en 2020 

Las tendencias en los hábitos de consumo se han visto modificadas por causa del COVID-19. Mucha gente ha comenzado a comprar en mayor medida a través de la red, para evitar desplazamientos innecesarios, largas colas o contactos indeseados. Por este motivo, muchos negocios han comenzado a centrar sus esfuerzos en el entorno digital para poder llegar a un mayor número de potenciales clientes, para lo que sin duda es importante tener una buena web.

Las cifras muestran además que el crecimiento ha sido un elemento común en todos los ámbitos, pero especialmente en aquellos más vinculados a la cotidianidad y al consumo diario. Comercios de alimentación, deportes, productos para el hogar, muebles, tecnología y jardinería han sido algunos de los campos que han experimentado un crecimiento significativo de sus ventas.

Algunos datos sobre el uso de las tecnologías en este período confirman los datos apuntados anteriormente. Durante los meses más duros de la crisis sanitaria, entre marzo y mayo principalmente, el tráfico online creció un 22,7% mientras que las visualizaciones web lo hicieron en un 32,3%. En cuanto al incremento en redes sociales, su uso creció un 55% en total.

Con respecto a las transacciones económicas, estas aumentaron en un 45,2% durante estos meses. El comercio online también vio como sus cifras aumentaron un 55%. La nueva situación ha creado nuevas realidades y con ellas nuevas oportunidades de negocio. Por este motivo, este es un gran momento para actualizarse y lanzarse de lleno a las posibilidades que ofrece el comercio online. 

Crear una tienda online 

Algunos negocios tendrán en estos meses la oportunidad de explorar su vertiente online, aprendiendo nuevas técnicas para acercarse a nuevos clientes a través de la red, en concreto mediante una página web o alguna de las múltiples redes sociales. Con todo, en España un gran número de empresas cuentan con un bajo nivel de digitalización, lo que lastra el crecimiento económico.

Elaborar una buena estrategia online y gestionar adecuadamente las redes sociales son dos de los elementos claves para poner en marcha tanto un negocio online como la vertiente digital de nuestra empresa de siempre. En cualquier caso, será fundamental acertar con el nombre del dominio y con la empresa de hosting donde alojaremos nuestra página web.

Otros elementos que será interesante incorporar y que trascienden el ámbito del comercio online tienen que ver la personalización de los productos y la comunicación con los clientes, la cual siempre deberá ser próxima y amable. En cuanto a los métodos de pago, lo ideal será poner a disposición de nuestros clientes el mayor número posible. Aunque estos únicamente son unos pequeños consejos, en realidad es muy sencillo poner en marcha un negocio online gracias a las herramientas del marketing digital y a las plataformas online existentes para el comercio digital.