Ahmed Z.

ECS. Madrid. | Se cumplen seis meses de guerra en el Sáhara Occidental, que mantiene enfrentados al Ejército de Liberación Saharaui contra las fuerzas de ocupación marroquíes a lo largo del muro militar que Marruecos construyó en los 80′. Desde el 13 de Noviembre las fuerzas armadas de la RASD mantienen sus ataques diarios contra posiciones y bases marroquíes emplazadas a lo largo de dicho muro, ocasionando sendas pérdidas materiales y humanas en esto últimos meses.

A pesar de todo, Marruecos juega intercambiando el papel de negación y victimización en medio de un brutal desgaste diplomático con África y Europa. La batalla también tiene lugar en el ámbito periodístico a través de la propaganda y la manipulación, para lo que el Májzen cuenta con una variedad de medios de comunicación y periodistas en nómina, su último caso, la acusación de Ghali y su desmentida entrada a territorio español bajo pasaporte falso. Respecto al cabildeo, Francia y EE.UU, reciben una ingente cantidad de dinero por parte del régimen marroquí con el objetivo de seducir a los parlamentarios, eurodiputados y bufetes de abogados, como reveló OpenSecrets. 

El pasado Abril, el SPRI (Stockholm International Peace Research Institute) que monitorea y registra la exportación militar global, hizo público su informe en el que recogía el gasto mundial en armamento correspondiente al año 2020. En dicho informe se menciona como desarrollo notable en los países de la región del Sahel, especialmente Marruecos con un aumento de casi el 30%, un total de 4,8 mil millones de dólares se destinaron al gasto militar, lo que consecuentemente lo sitúa entre los 40 primeros países de la lista. Mención especial también a Mauritania que ha aumentado su exportación armamentística en un 23% respecto al año anterior. 

Desde que se recrudeció la guerra y las incursiones en su propio territorio, Marruecos ha trasladado tropas y material bélico. Y últimamente se vienen realizando millonarias compras de drones, la semana pasada adquirieron 13 drones Bayraktar a Turquía por valor de 58 millones de dólares. Justo después de la firma de los acuerdos de normalización con Israel, EE.UU vendió otros 4 drones MQ-9B a las FAR marroquíes a un precio de 1.000 millones de dólares señalaron las fuentes, no obstante, la entrega ha sido congelada por la Administración Biden que da muestras de alejarse del enfoque de su predecesor. 

Marruecos viene aumentando su gasto militar desde el 2008, con una media de crecimiento del 3,8%, destinando aproximadamente 3.800 millones de dólares, sin embargo, el pasado año y éste han superado visiblemente la media que mantenía el estado marroquí, que a pesar de armarse obscenamente no se traduce en mayor seguridad interna ni externa, pues ha provocado la vuelta de la guerra del Sáhara Occidental con las consiguientes tensiones regionales que venían aumentando desde años en una de las pocas regiones árabes que mantenían la estabilidad. 

El coste y mantenimiento del muro militar que divide el Sáhara Occidental pertrechado con miles de soldados, sumado al reciente despliegue de tropas y armamento así como la ampliación del muro que hicieron en Marzo, implican gastos de logística y transporte nada menores. Los destrozos ocasionados por las fuerzas saharauis en estos 165 días de continuados bombardeos han producido daños materiales que, extendidos en todo este tiempo transcurrido se traducen en pérdidas económicas significativas. Varias bases, cuarteles generales, radares y equipamiento militar marroquí fue devastado debido a los bombardeos saharauis en estos últimos meses, por lo que teniendo presente todas estas evidencias descritas, huelga preguntarse si la guerra del Sáhara Occidental comienza a causar daños económicos a Marruecos. 

El coste de las tensiones diplomáticas que Marruecos ha fabricado con España también pasan factura. La OPE que rechazó Marruecos, deja unas pérdidas estatales de 180 millones de euros al país norteafricano como anunció la Ministra marroquí encargada de la emigración, Nazha El Ouafi.

Todo esto sin contar con las innumerables oenegés ‘fantasma’ en España y Latinoamérica, dedicadas íntegramente a pervertir la historia de la descolonización del Sáhara Occidental y del pueblo saharaui, como es el caso de la supuesta oenegé Derechos Humanos Sin Fronterasestrechamente vinculada a la inteligencia marroquí que fue disuelta el pasado Marzo debido a discrepancias internas tras revelarse que varios cargos estaban al servicio de los intereses marroquíes.

Cabe destacar también que, después de estallar la guerra del Sáhara Occidental tras la intervención militar marroquí en El Guerguerat, la bolsa de Casablanca, principal mercado de acciones del país, cerró el día del asalto a la baja, llegando a un valor negativo de -3,97% con una bajada leve en las cotizaciones de los principales accionistas, según los datos ofrecidos por la misma plataforma. 

Sin embargo, el plato fuerte que tiene a Marruecos muy preocupado, es que este mismo mes está previsto que el TJUE tome una decisión respecto a la demanda interpuesta por el Frente Polisario a los acuerdos agrícolas y pesqueros de la UE con Marruecos por incluir los territorios ocupados saharauis, el TJUE deberá tomar una decisión, la cual no podrá contradecir a su propio tribunal ya que anteriormente había señalado que el Sáhara Occidental es un territorio distinto y separado de Marruecos. Recientemente, se supo que el TJUE había cancelado las importaciones de productos originarios de los territorios palestinos ocupados apoyándose en una decisión del 2019. Es el mismo caso que el del Sáhara Occidental, incluso el mismo tribunal dijo en posteriores declaraciones que «Estos principios se aplicarían, por ejemplo, al Sáhara Occidental, que está ocupado por Marruecos. Simplemente buscábamos que la UE respetara el derecho internacional.»

Hay que destacar que el 91,5% del total de los ingresos de pesca del Reino de Marruecos provienen de los caladeros del Sáhara Occidental, caladeros que la misma UE y TJUE consideran saharauis, de ahí la preocupación marroquí y su vandalismo diplomático de estas últimas semanas.

Por otro lado, el Frente Polisario ya avisó a todas las empresas, instituciones y particulares que abandonen su actividad en los territorios ocupados cualesquiera que sea, ya que todas las posiciones marroquíes serán objetivo del ELPS. No obstante, la intensificación de los combates y bombardeos misilísticos que vive la región llevará tarde o temprano a las empresas a una retirada en cadena por tratarse de una zona insegura, lo que golpeará duramente a la economía de la colonización marroquí y persuadirá a otras temiendo perder sus inversiones. 

Fuente: El confidencial Saharaui

DEJA UNA RESPUESTA