La principal criptomoneda está viviendo un terremoto que ha comenzado a llevarse por delante a miles de personas, o por lo menos sus ahorros, sobre todo entre jóvenes.

No obstante, la caída ha sido tal que ha llegado a afectar a personas reconocidas en sus facetas como la modelo Giselle Bunchen y el jugador de baloncesto Stephen Curry.

En cifras, esto se debe al hundimiento de una plataforma de negociación FTX, que roza la quiebra y deja atrapados a unos 8.000 millones de inversores.

Dicha plataforma, que se utiliza para la compra-venta de Bitcoins, además de otras criptomonedas carece de fondos para pagar a todos aquellos que están tratando de realizar sus retiradas.

Desde la Cadena Ser advierten que esto se debe a que «la subida de tipos ha llevado al dinero a buscar destinos más seguros y estables como la deuda de los estados. Y la subida de la luz ha hecho mucho más caro tener los ordenadores encendidos para que funcionen esas transacciones».

Esto, además, no pueden realizarse reclamaciones ya que no están reguladas, algo que los organismos dirigidos a tal motivo llevan mucho tiempo advirtiendo al respecto.

En este sentido las reguladoras solamente han conseguido poder advertir sobre la publicidad al respecto, ya que de lo contrario supondría una temeridad.

DEJA UNA RESPUESTA