La Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal, AVATMA, ha analizado las estadísticas taurinas del Ministerio de Cultura y de algunos medios taurinos.

Según los datos de la asociación, los festejos en plaza continúan descendiendo de forma vertiginosa. El descenso interanual 2017-2018, ha sido del 2,1%. En el histórico 2007-2018, esto supone un descenso porcentual del 58,4%.

El año pasado descendió, además, el número total de festejos populares, que año tras año iban en aumento. Llama la atención que el 79% de todos los festejos se celebró en recintos de municipios pequeños, de escaso aforo -espectáculos de poca o nula “calidad”.

Número total de festejos (entre paréntesis la variación con respecto a 2017):

  • Andalucía: 404 (+1)
  • Aragón: 2009 (+848)
  • Baleares: 0 (-1)
  • Cantabria: 0 (-1)
  • Castilla y León: 1.938 (+8)
  • Castilla-La Mancha: 1.283 (+30)
  • Cataluña: 64 (+6)
  • Comunidad Valenciana: 8.596 (-1.119)
  • Extremadura: 582 (+21)
  • Galicia: 1 (=)
  • Madrid: 700 (+31)
  • Murcia: 61 (-3)
  • Navarra: 1.575 (-30)
  • País Vasco: 150 (+2)
  • Rioja: 308 (-16)
  • Ceuta: 0
  • Melilla: 0 (-1)

Baja el número de profesionales taurinos

Por primera vez en los últimos once años, el número de toreros, rejoneadores, novilleros, banderilleros, picadores y mozos de espada disminuye. En realidad lo hacía desde el 2012, pero el Ministerio de Cultura lo estaba ocultando. Y no solo disminuye, sino que el Ministerio de Cultura se ha cargado de un plumazo a unos 4.600 de ellos. El truco, guardado durante años (por lo menos desde 2012), es que había muchos de estos profesionales que estando inscritos en el registro no tenían su licencia o carné vigente, es decir, que no podían trabajar. Además, el tener esa licencia vigente no significa que trabajaran, como vamos a demostrar en este análisis. Es muy probable que hasta hubiera fallecidos o jubilados.

En teoría, en 2012 había 9.562 profesionales taurinos; en 2013, 9.784; en 2014, 10.130; en 2015, 10.403; en 2016, 10.692; en 2017, 10.959; en 2018, 9.723. Ahora, el Ministerio de Cultura nos cambia la estadística con efecto retroactivo y nos dice que en 2012 había 7.907 profesionales taurinos; en 2013, 8.304; en 2014, 8.661; en 2015, 8.942; en 2016, 9.240; en 2017, 9.510; en 2018, 9.723. Como se puede ver, han disminuido las cifras en unos 1.700 profesionales taurinos por año con respecto a las otras estadísticas.

Solo el 19,04% de los registrados como toreros lidiaron toros o novillos en plaza durante 2018 o, lo que es lo mismo, el 80,96% de ellos no toreó. Únicamente el 17,2% de los registrados como rejoneadores lidiaron a caballo toros o novillos en plaza durante 2018 o, lo que es lo mismo, el 82,8% no lo hizo y solo el 4,7% de los registrados como novilleros lidió algún novillo en plaza en 2018 o, lo que es lo mismo, el 95,3% de ellos no lo hizo. Solo el 8,7% de los jefes de cuadrilla registrados lidió al bóvido de lidia durante 2018.

También baja el número de animales vendidos

El 76,99% de las ganaderías de lidia no vendió ni un solo animal para un festejo en plaza durante 2018 y el 76,9% de las plazas de toros no programó lidias.

El Ministerio de Cultura sigue siendo inexacto en las cifras que da sobre el número de explotaciones que se dedican a la crianza de bovinos de lidia. Cultura apunta que durante 2018 hubo 1.337 «empresas ganaderas» y Agricultura nos decía que en 2018 hubo 927 «ganaderías de lidia»

Es evidente que la crianza de estos animales no es rentable y que para serlo debe complementarse con otras actividades agrarias y con ayudas públicas para su mantenimiento, que en algunos casos llegan a ser el 50% de los ingresos de este tipo de explotaciones.

Vídeo Recomendado:

2 Comentarios

  1. 5 cosas que no quieren que sepas de la tauromaquia
    El 84% de los jóvenes de 16 a 24 años se avergüenza de vivir en un país con corridas toros.
    No, los toros no viven a cuerpo de rey: viven sólo 4 años y sufren todo tipo de malos tratos desde que nacen.
    Si se prohibiera la tauromaquia los toros bravos no desaparecerían porque la raza se encuentra bajo protección estatal.
    La ONU ha solicitado que se ponga fin a la asistencia de menores a las corridas de toros.
    Unos 8.400 toros morirán esta temporada en España y más de 50.000 serán maltratados.

Deja un comentario