La defensa del expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y diputado electo de JxCat Jordi Sánchez lleva hoy al juicio del «procés» a activistas y ciudadanos que el 1 de octubre de 2017 se acercaron a las urnas para participar en el referéndum declarado ilegal por el Tribunal Constitucional.

Después de que decenas de policías y guardias civiles, citados por la acusación, relataran ante el Supremo las agresiones y escenas de violencia que vivieron el 20 de septiembre, durante el cerco a la Consellería de Economía, y el 1-O, las defensas han comenzado a llamar a manifestantes y votantes que denuncian la violencia policial frente al carácter pacífico de sus reivindicaciones.

Hoy será el turno de miembros de la ANC y votantes durante la jornada del referéndum.

En la jornada del lunes, el exalcalde de Barcelona Xaiver Trias alabó el pacifismo de los ciudadanos que durante años se han sumado a las concentraciones convocadas en Cataluña por los independentistas y también de los dirigentes del «procés».

Se escuchó también en la sala la voz de mandos de los Mossos que defendieron el trabajo de la policía autonómica y del mayor Josep Lluis Trapero durante la jornada del referéndum.

Citado por la defensa del exconseller de Interior Joaquim Forn, uno de ellos, al frente de los antidisturbios el 20 de septiembre de 2017, relató cómo Jordi Sánchez le «exigió», de manera «altiva y prepotente», que retirara a sus agentes de las inmediaciones de la Conselleria de Economía y le avisó de que llamaría «al presidente y al conseller».

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario