La abogada María Fernanda Álvarez, que ejerce la defensa de José Enrique Abuín Gey, alias el Chicle, único acusado por el crimen de la joven Diana Quer, ha recriminado este lunes que el proceso se convierta en un juicio mediático, algo que ve «contraproducente» por lo que conmina a no abrir «una corriente de opinión» sobre el sospechoso.

«Yo no voy a hacer ningún tipo de declaración porque el contribuir a crear una corriente de opinión respecto a la inocencia o culpabilidad de un acusado me parece absolutamente contraproducente», ha dicho de hecho a su llegada al juzgado de Ribeira (A Coruña) para asistir a la vista preliminar de este lunes, un trámite en el cual no está su patrocinado.

«Hoy se está juzgando a José Enrique Abuín, mañana puede ser cualquiera de nosotros y estoy convencida de que todos queréis que se respeten las garantías judiciales», ha expuesto ante la prensa congregada en el exterior y ha considerado que, proceder de otra manera, se convierte en «un flaco favor a la Justicia».

«Si no queréis que se vuelva a la Edad Media y la ley del ojo por ojo y diente por diente sin juicio previo, hay que respetar los derechos de los demás», ha esgrimido, y ha reclamado asimismo «respeto» para su labor como abogada de oficio.

Además, ha remarcado la importancia de la presunción de inocencia para que todo el mundo tenga derecho a una defensa digna; «ojalá durante mucho, mucho tiempo, tengamos todos derecho» a ello, ha deslizado.

Con todo, ha manifestado que pese a este alegato, «la defensa en absoluto es insensible al dolor de la familia de Diana Quer».

Y, tras esta observación, María Fernanda Álvarez ha avanzado que no volverá a hacer declaraciones ante la prensa por lo que sus valoraciones serán «única y exclusivamente en sede judicial».

José Enrique Abuín Gey, el Chicle, está cada vez más cerca de sentarse en el banquillo para responder del crimen de Diana Quer, ya que este lunes se celebra la audiencia preliminar tras la cual se pondrá fecha a la vista, aunque antes Abuín será juzgado por otro caso: el intento de rapto de una mujer en 2017 que precipitó su arresto por la desaparición y muerte de la joven madrileña de 18 años.

Los días 10, 11 y 12 de abril el acusado será procesado como acusado de ese decisivo intento de secuestro cometido el 25 de septiembre de 2017.

Diana Quer salió el 22 de agosto de 2016 a una fiesta en su lugar de veraneo, en la localidad costera de A Pobra do Caramiñal (A Coruña), y de esa romería jamás regresó.

Su cuerpo sin vida se encontró en el pozo de una nave abandonada del municipio cercano de Rianxo el 31 de diciembre de 2017, dos días después del arresto del presunto culpable de su fatal desenlace, Abuín Gey, que condujo a los investigadores hacia esa antigua fábrica de gaseosas próxima a la casa de sus padres.