El diputado Antón Sánchez pide explicaciones a la Consellería de Medio Ambiente por la existencia de balsas de lodos sin control a escasa distancia de la cabecera del río Mandeo.

El río Mandeo alberga parajes de alto valor ecológico / Santos (Wikiloc)

El viceportavoz del Grupo Parlamentario de En Marea y portavoz nacional de Anova ha alertado esta semana en una nota de prensa de la presencia de estos puntos de vertido no autorizados «sin las medidas de seguridad y control apropiados que requieren este tipo de instalaciones«, algo ya denunciado desde hace tiempo por la población de la zona, entre la que ha generado una gran alarma social por el riesgo que suponen para personas y animales.

El diputado ha indicado que en numerosas ocasiones los vertidos sobrepasan las balsas y se depositan en huecos del terreno, afectando a los montes conlindantes y a los acuíferos con el consiguiente riesgo de alcanzar por su proximidad el río Mandeo y la zona protegida de la Reserva da Biosfera das Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo.

Por este motivo, ha anunciado la presentación de diversas iniciativas parlamentarias para que la Consellería de Medio Ambiente aclare la situación de las balsas, qué tipo de autorización o autorizaciones tienen las empresas que almacenan estos residuos en los montes de Sobrado de los Monjes y de dónde proceden estos lodos, además de informar sobre la toxicidad de los mismos.

Para Sánchez, las sospechas de que durante años se emplearon estos depósitos de lodos «sin ningún tipo de control» son «evidentes», y considera que este caso «es un ejemplo más» de la contínua dejación de funciones de la Consellería de Medio Ambiente y del PP de Feijóo en el Gobierno de la Xunta, «dirigida por políticos que desprecian la naturaleza y no se preocupan de hacer cumplir la normativa ambiental».

Deja un comentario