Cada año, El Corte Inglés suele acaparar nuestra atención con estratégicas campañas como la de primavera, verano, Black Friday o la ya conocida «Vuelta al cole».

Este año también ha sido así, pero de una forma diferente. La campaña que recuerda que el comienzo de las clases está a la vuelta de la esquina ha llegado rodeada de polémica.

En la imagen elegida por la empresa para ilustrar la campaña se puede ver una silla y las piernas de un niño o una niña colgando. Lo que en un principio pretende hacer referencia al calzado escolar ha dado lugar a otro tipo de interpretaciones y se ha relacionado la imagen con el suicidio por ahorcamiento del niño o niña en cuestión.

En la red social Twitter numerosos usuarios han criticado a la compañía por la desafortunada imagen de la «Vuelta al cole» y algunos incluso han aprovechado para lanzar una crítica a la educación pública tirando de humor.

No es la primera vez

Parece que el Corte Inglés necesita hacer una cambio en su departamento de marketing ya que no es la primera vez que comete algún grave fallo.

En el Día de la Madre, FACUA-Consumidores en Acción le otorgó a la empresa el premio al Peor (y más machista) Anuncio del Año. En el anuncio se podía leer: «97% entregada. 3% egoísmo. 0% quejas. 100% madre», un texto que cosifica a la mujer y claramente machista en el que indica para ser buena madre y esposa debe ser sumisa y entregarse a su familia sin cuestionamientos.