Este pasado lunes se ha producido la imagen que intentaba evitarse desde Zarzuela en la que se volvieron a reencontrar las aristas de la Casa Real, que se mantienen en tensión.

Después de las críticas advertidas en la sociedad española, que apuntaban en su mayoría al ‘pater’, la prensa inglesa no dudó en arremeter contra Juan Carlos I.

La BBC ha calificado a Juan Carlos I de «rey en el exilio» mientras que Daily Mail lo tilda de «disgraced» (deshonra o vergüenza).

En ambos casos, como por parte de tertulianos de la vida televisiva inglesa se ha recordado que Juan Carlos aún tiene temas pendientes con la Justicia británica. En concreto por el asunto de acoso, difamación y vigilancia ilegal de Corinna Larsen, su antigua amante.

Una vergüenza para España

En España tampoco ha sentado bien su presencia entre los analistas, debido, también, por su pasado. La experta Pilar Eyre ha irrumpido en el programa Tot es Mou de la televisión pública catalana y ha comentado que «que hayan ido Juan Carlos y Sofía como representantes de España a esta ceremonia tan importante me da una vergüenza tremenda», ha espetado tajantemente.

«Ahora diréis los expertos en protocolo que ellos no van como representantes, que los representantes son Letizia y Felipe», ha continuado Eyre.

«Me da vergüenza verlo, me siento estafada», ha concluido, para explicar que este ha sido un «torpe movimiento de Juan Carlos».

DEJA UNA RESPUESTA