Aunque la pandemia del coronavirus no muestra síntomas de revisión y los datos empeoran en Galicia día a día, el ente provincial ha vuelto a financiar entre críticas el 31 de julio un doble concierto de Alfonso y Hugo Franco dentro del ciclo «Música na catedral» en el área arqueológica del megalito.

Cartel de los conciertos celebrados en el Dolmen de Dombate el 31 de julio

La permisividad del organismo provincial con los planteamientos de José Muíño Domínguez -alcalde del PP en Cabana de Bergantiños- en el Dolmen de Dombate y el desconocimiento del que parece hacer gala el diputado de Contratación, Patrimonio y Equipamentos Xosé Luís Penas Corral (BNG) han sido criticados recientemente al considerar que la situación sanitaria actual es de máximo riesgo y que la variada procedencia de los visitantes del centro arqueológico lo convierten en «una bomba de relojería» en caso de contagio, razón por la que sería recomendable la suspensión de este tipo de eventos a puerta cerrada y la toma de decisiones en base a criterios de salud pública.

Por su parte, la situación epidemilógica no apunta en la buena dirección, pues desde que comenzó la llamada «nueva normalidad» el SARS-CoV-2 vuelve a ganar terreno, con una veintena de brotes activos a nivel autonómico y un número de casos al alza por noveno día consecutivo, especialmente en el Área Sanitaria de A Coruña-Cee.

Principales zonas de rebrote del coronavirus en Galicia según los datos de la Consellería de Sanidade / Twitter

Según ha hecho público la Organización Mundial de la Salud (OMS), el mayor riesgo de contagio se da en espacios cerrados y el virus tiene un alto nivel de transmisibilidad por vía aérea, por lo que la distancia social y el uso obligatorio de mascarilla o gel hidroalcohólico podrían no ser suficientes para evitar la transmisión. Teniendo esto en cuenta, la realización de conciertos en el pabellón del Dolmen de Dombate a puerta cerrada podría suponer una situación de riesgo para público e intérpretes, tal como alertan los especialistas.