Eldiario.es


La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha decidido este miércoles fijar la constitución de la Diputación Permanente el próximo día 23, justo después de la primera votación del debate de investidura de Pedro Sánchez, han informado fuentes parlamentarias.

Es la fecha que la presidenta ha comunicado a la Mesa durante la reunión de este miércoles, que el PP y Cs han aprovechado para plantear la urgencia de que la Cámara comience cuanto antes la función legislativa y de control al Gobierno aunque esté en funciones.

Para estos dos partidos, así como para Unidas Podemos, el Congreso ha de retomar una actividad que lleva parada desde marzo, cuando se convocaron las elecciones generales.

De acuerdo con las versiones de distintas fuentes de la Mesa, fue la vicepresidenta tercera, Ana Pastor, la que durante la reunión abogó por dar celeridad a los pasos que permitan formar las comisiones y la Diputación Permanente. El vicepresidente cuarto de la Mesa, Ignacio Prendes, de Cs, se unió acto seguido a la reclamación.

No se ha analizado en la reunión de la Mesa el escrito que el lunes registró el secretario general del partido «naranja», José Manuel Villegas, pero la necesidad de configurar pronto las comisiones y la Diputación Permanente se ha debatido.

Unidas Podemos, que ya el lunes avisó que pedirá igualmente la reanudación del trabajo parlamentario, se ha sumado a la petición al considerar que una institución como el Congreso no puede estar más de dos meses parado.

Han recordado fuentes del grupo que durante este tiempo han sucedido hechos y se han tomado decisiones que justificarían la convocatoria incluso de un pleno extraordinario, por ejemplo sobre la reciente reunión del Consejo Europeo que ha desembocado en la renovación institucional de sus principales mandatarios.

Para que se puedan tramitar peticiones de convocatorias de pleno, y en general para que la Cámara funcione, debe crearse la Diputación Permanente, el órgano parlamentario que asume el gobierno del Congreso en periodos inhábiles, y julio lo es.

El 23 se hará, y será justo tras terminar la votación de investidura que se prevé para ese día, la primera de las dos que podrían permitir a Pedro Sánchez seguir siendo presidente del Gobierno.

Batet, de acuerdo con las fuentes consultadas, se pondrá en contacto con los portavoces de los grupos para saber en qué estado se encuentran las negociaciones para acordar el número de diputados que en su representación la integrarán. El total es 65, incluidos cinco de la Mesa.

También se pondrá en contacto con ellos para sondear cómo han encaminado la composición de las comisiones parlamentarias, primer requisito para que empiecen a funcionar.

No parece, por los plazos que quedan, que se puedan constituir las comisiones antes del debate de investidura, el 22 de julio, pero las previsiones apuntan a que al menos esté cerrado el acuerdo entre los grupos sobre cuántos diputados las formarán.

Fuentes consultadas apostillan que es probable que la cifra sea 37, como en la legislatura pasada.

Pactado el número, la Mesa daría su visto bueno y trasladaría la aprobación a la Junta de Portavoces. Las fuentes creen que las reuniones de Mesa y de Junta podrían concretarse semana que viene, y entonces se habilitaría un plazo para concretar la fecha de constitución de las mesas de dichas comisiones,

Para las mesas debe darse otro acuerdo, éste más político, sobre qué grupos ocuparán qué presidencias, vicepresidencias y secretarías. La posible entrada de Vox en estos puestos tiene las posiciones alejadas entre PSOE y Unidas Podemos, por un lado, y Cs, PP y la propia Vox, por otro.

Ver en Eldiario.es