La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha convocado el próximo miércoles, 3 de abril, la Diputación Permanente que votará los reales decretos leyes aprobados por el Gobierno en los llamados «viernes sociales».

Fuentes parlamentarias han informado a Efe de esta fecha, que encaja en el plazo de 30 días que la Constitución establece para el debate de la convalidación de los decretos leyes dictados por el Ejecutivo.

En esa sesión de la Diputación Permanente se debatirán y votarán los decretos que durante las últimas semanas ha ido aprobando el Gobierno en sus consejos de ministros.

Son el que regula el alquiler de viviendas, el de igualdad de mujeres y hombres en el ámbito laboral, el de medidas sociales y para la empleabilidad y el que diseña un plan de contingencia en caso de «brexit» sin acuerdo.

La intención de Pastor, quien como presidenta de la Diputación Permanente es la única que tiene potestad para fijar fecha de las sesiones, es agrupar las votaciones en un solo día.

La llegada al Congreso de decretos con medidas sociales de envergadura, por ejemplo la equiparación de los permisos de paternidad y de maternidad, ha generado una destacada polémica, hasta el extremo de que la propia Pastor cuestionó el momento en que estos se aprobaron, en periodo electoral.

En sendas reuniones de la Mesa de la Diputación Permanente se llegaron a analizar dos informes: uno sobre lo que había que hacer en la Cámara en el caso de que la mayoría de los grupos votaran a favor de tramitar el decreto como proyecto de ley, lo que supondría modificar su contenido a través de enmiendas.

El otro informe, a instancias de Ciudadanos, descartó inconstitucionalidad en el decreto de igualdad en el ámbito laboral.

La Diputación Permanente del Congreso, el órgano que gobierna la Cámara tras la disolución de las Cortes, está compuesta por 60 diputados (hay otros 60 suplentes) y una Mesa de cinco integrantes, con Ana Pastor al frente.