Borrador automático

La diputada de Izquierda Unida Roser Maestro quiere que el Gobierno del PSOE se pronuncie con claridad sobre si “piensa estudiar la prohibición total de la publicidad del juego y las apuestas”, muy especialmente en todo lo referido a las casas de apuestas y al juego ‘online’, además de explicar “qué otras medidas piensa articular” si se considera la adicción al juego como “un asunto de salud pública”.

Maestro ha registrado una batería de preguntas en el Congreso con la que amplía el importante seguimiento y la preocupación que Izquierda Unida demuestra desde hace tiempo sobre este grave asunto. De ahí que a finales de 2018 pusiera en marcha una ambiciosa campaña estatal con el doble objetivo de alertar a la ciudadanía sobre la proliferación del negocio de las casas de apuestas -particularmente cerca de centros escolares, culturales o juveniles-, y para impulsar iniciativas desde los ayuntamientos, para concretar medidas prácticas para contrarrestar el aumento de las ludopatías.

Para saber hasta dónde quiere llegar el Gabinete de Pedro Sánchez, ahora en funciones, sobre este tema, la diputada le interroga también sobre “qué medidas va a desarrollar para fortalecer la protección de las personas más vulnerable a la adicción del juego y las apuestas”, así como sobre qué “medidas regulatorias” nuevas cree que necesitan este tipo de juegos.

La parlamentaria valenciana de IU encuadrada en el grupo de Unidas Podemos intensifica también estas actuaciones a raíz de las recomendaciones que el Defensor del Pueblo en funciones ha dirigido al Ejecutivo ante la proliferación y la intensa publicidad de anuncios de juego y de casas de apuestas.

El Defensor recomienda, en particular, estudiar en colaboración con las comunidades autónomas la prohibición total de la publicidad en prensa escrita, radio, televisión e internet, salvo loterías y apuestas de la Administración del Estado y de la Organización de Ciegos Españoles (ONCE) o, al menos, aumentar las restricciones.

De ahí que Roser Maestro incluya también en su iniciativa parlamentaria preguntas muy concretas como “qué valoración hace el Gobierno” sobre estas recomendaciones, si “va a establecerse, en todo caso, un aumento de las franjas horarias en las que la publicidad del juego y las apuestas quede prohibida” o si comparte el Ejecutivo “la necesidad de impedir que se utilice como reclamo publicitario del juego y las apuestas la imagen de personas con notoriedad pública”.

La diputada completa sus cuestiones planteando también si desde Moncloa ven necesario “establecer una nueva regulación en materia de juego, revisar los tipos de infracciones y las licencias en vigor, y endurecer las sanciones”.

Izquierda Unida ha elaborado ya un decálogo de propuestas con vista a que puedan ser puestas en marcha desde las administraciones estatal, autonómicas o locales. Esta formación considera que “es el momento de que las diferentes instituciones adapten la normativa a la realidad social, económica y tecnológica de la actividad del juego antes de que se convierta en una lacra sin retorno”.

Entre los datos manejados por IU están los más de 610.000 usuarios activos en las casas de apuestas, según el último Informe Trimestral del Mercado del Juego Online, lo que supone “un 13,44% más que en el mismo segmento de 2016”. Esto no solo corresponde a las apuestas deportivas, también a las de póker, casino y bingos virtuales. Además, hasta septiembre de 2017 los operadores gastaron más de 140 millones de euros en promocionarse.

Izquierda Unida incluye entre sus propuestas de carácter estatal “reformar la Ley General de la Comunicación Audiovisual y la Ley General de Publicidad para que se regule la publicidad de las casas de apuestas y se prohíba que estas empresas puedan publicitarse, para hacer efectiva así la protección del público infantil y juvenil” e “impulsar el Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades de Juego y de Juego Responsable con el objetivo de restringir la publicidad para juegos y apuestas ‘online’”.

A nivel autonómico, la iniciativa puesta en marcha por IU insta a los gobiernos de las comunidades a que, igual que pasa con estancos o farmacias, “limiten la apertura de las casas de apuestas físicas mediante el establecimiento de un mínimo de metros de separación o por núcleos de población, para a frenar así su expansión”. También plantea a las administraciones autonómicas competentes que impidan instalar “terminales de apuestas deportivas en salones de juego, bingos y casinos”.

En lo que tiene que ver con los ayuntamientos, las medidas que esta formación plantea incluyen instar a los gobiernos locales a que revisen “las ordenanzas o el PGOU para introducir limitaciones urbanísticas a la implantación de locales de apuestas en las inmediaciones de espacios frecuentados por la infancia, la adolescencia y la juventud”. También que, a través de la Ordenanza de Publicidad, regulen “la eliminación de cualquier cartelería del mobiliario urbano o del espacio público de este tipo de establecimientos, ciñéndose exclusivamente a los carteles del propio local incluyendo únicamente el nombre y sin ningún tipo de publicidad”.

Las propuestas prácticas incluyen también cuestiones fiscales específicas, entre ellas instar al Gobierno estatal a “aumentar el tipo aplicable en el Impuesto sobre Actividades del Juego para las casas de apuestas y del juego online”. Además, se propone a los ayuntamientos crear “una tasa específica por utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público local, que tenga que ser abonada por los establecimientos que instalen pantallas u otro tipo de dispositivos para desarrollar su actividad empresarial con frente directo a la vía pública o en línea de fachada”.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario