Redacción

La dirección de Podemos todavía no ha decidido el futuro de la diputada en el Congreso y exdirigente del partido Carolina Bescansa tras el incidente generado por el documento que difundió “por error” el pasado miércoles, con su plan para tomar el control del partido.

Desde la dirección esperan que sea ella la que tome la iniciativa y “asuma responsabilidades” por generar uno de los momentos más tensos que ha vivido Podemos desde su fundación, por lo que una puede producirse renuncia a su escaño en la Cámara Baja o incluso a su militancia en Podemos.

Bescansa perdió todas sus responsabilidades orgánicas en Podemos hace más de un año, cuando renunció a integrarse en ninguna de las listas que compitieron en la Asamblea de Vistalegre II de febrero de 2017 para renovar los órganos de dirección y estatutos del partido.Tomó esta decisión tras impulsar, sin éxito, una tercera vía alternativa a Iglesias y Errejón. Al no recibir apoyos, decidió dar un paso atrás.

Bescansa se dedica a, a menos hasta ahora, a sus labores como diputada, si bien también ha perdido en los últimos meses algunas de las responsabilidades que tenía en el Congreso, como su puesto de vocal en la Comisión Constitucional, tras criticar la estrategia que estaba desarrollando la dirección de Podemos en Cataluña, demasiado próxima, a su juicio, a los independentistas.

Deja un comentario