Según una encuesta sobre el uso de las Tecnologías de la Información (TIC), las empresas españolas se están enganchando a la revolución del Internet de las Cosas (IoT). La encuesta elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), determina que un 16,8 % de las compañías utilizaron el IoT en el primer trimestre de 2020, convirtiéndolo en la nueva tecnología más utilizada por las compañías.

El estudio ha detallado también el comportamiento en diversos sectores. En el sector industria, la tecnología que más utilizaron fueron robots, ya que el 19,3 % de las empresas de dicho sector los consideran necesarios, mientras que en construcción y servicios predominó el Internet de las Cosas, utilizado por un 11, 8 % y 18,4 % de las empresas, respectivamente.

En cuanto al comercio electrónico, el estudio del INE reveló que el 25,5 % de las empresas con diez o más empleados realizó ventas mediante esta nueva modalidad de ventas en el año 2019, generando un volumen de negocio de 307.425 millones de euros.  Las ventas a través de ecommerce representaron el 19,3 % del total de las efectuadas por dichas empresas, dos puntos más respecto del año anterior.

Desarrollo del LoT en el mundo

La implementación del Internet de las Cosas a nivel mundial ha permitido un análisis más eficiente y dinámico de los datos. En un debate que reunió representantes de Telefónica, Ferrovial, Muving, Fundación ONCE, Europcar y Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial se pusieron sobre la mesa los principales retos de este sector, así como la capacidad que tiene esta tecnología para la creación de nuevos puestos de trabajo y de potenciar al máximo los ya existentes.

Juan Ángel Manso, director de Operaciones de Europcar España, indicó que el LoT mejora los procesos internos gracias al volumen de información que mejora la productividad. Además, comentó el papel que está cumpliendo esta tecnología en todo el mundo. “Los ámbitos de IoT más relevantes a nivel mundial (contando con el número de proyectos, sensores conectados y automatismos existentes) son: smart cities; smart building, connected cars, smart energy; connected health y smart agriculture”, enfatizó.

Por otro lado, el Banco Mundial elaboró el informe titulado “Internet de las Cosas: Una promesa para el desarrollo” en el cual se plantea los desafíos y oportunidades del LoT y la necesidad de que cada país adopte esta tecnología en sus respectivas políticas públicas. En este respecto, el IoT parte de la idea de que todo puede ser conectado en cualquier parte y en cualquier momento. “Este concepto se puede aplicar a sectores como la industria automotriz, comercio electrónico y medioambiente. Pero también será posible conectar ordenadores, impresoras, cámaras, televisores inteligentes e incluso teléfonos. Y con el desarrollo del Internet de las Cosas la lista no va a dejar de ampliarse”, sostiene el responsable de la sección Tecnología & Gadgets de Reviewbox, Iker Barrantes.