El divorcio entre las fuerzas que en comicios anteriores concurrieron como socias bajo la marca En Marea y que en este 2019 se han disputado el voto del elector ‘rupturista’ les ha pasado factura con la pérdida de casi 100.000 votos en total, en una batalla en el que el más perjudicado ha sido Luís Villares.

El apoyo, con el 98 por ciento escrutado, a En Común Unidas Podemos (232.000) y el respaldo a En Marea (17.500) no ha logrado acercarse a los resultados que cosecharan en pasadas citas electorales pese a que En Común se mantiene como tercera fuerza en Galicia.

Los de Villares, que en la lucha interna consiguieron quedarse con la marca de En Marea, sin embargo se quedan como séptima fuerza en Galicia y en las circunscripciones de Pontevedra y A Coruña desciende a octava por detrás incluso de Pacma.

Cuando En Marea era la marca de la unidad de la izquierda rupturista en Galicia, y concurrían bajo el mismo paraguas Podemos, Anova y Esquerda Unida el mayor apoyo de la coalición tuvo lugar en las elecciones de diciembre de 2015 en los que se alzaron como segunda fuerza, con 6 escaños y 408.370 votos.

Apenas seis meses, en la repetición de elecciones retrocedieron a tercera con 5 escaños y 344.143 votos.

Ahora entre ambos suman alrededor de 250.000 votos.

Sin embargo, no parece que este descenso en el apoyo a las formaciones rupturistas después de su distanciamiento vaya a calmar las aguas entre los distintos partidos ya que, de cara a los comicios municipales, son decenas los ayuntamientos en los que, después de haber sido socios, volverán a ser rivales políticos.

De los duelos rupturistas se salvarán las ciudades de Santiago y A Coruña en las que, del espectro de las mareas solo concurrirán Compostela Aberta y Marea Atlántica. Asimismo en Vigo únicamente solo se presentará Marea de Vigo.

Muy diferente será la situación de Ferrol en la que el equipo del actual alcalde, Jorge Suárez, contará con el respaldo de Podemos, EU y Anova pero sin que se integren en la marea; y que competirá con la Marea de Ferrol, apoyada por En Marea, y también con Xuntos Actúa -que para las generales pidió el apoyo para el BNG-.

En Pontevedra, la Marea de Pontevedra, que actualmente tiene representación en el ayuntamiento, se enfrentará con una coalición conformada por Podemos y Esquerda Unida.

En Ourense, la lista de Ourense en Común competirá con la candidatura Ourense Mellor -vinculada a En Marea- pero también con el sector de Podemos en la ciudad que en esta ocasión no apoya a la marea.

En Lugo la oferta será también variada porque además de Lugo Novo -afín a En Marea- los electores podrán elegir entre una candidatura liderada por Podemos y otra liderada por Esquerda Unida.

Fuente


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario