Ana María Magaldi, la que hasta hace pocos días era fiscal provincial de Barcelona, tumbaba en noviembre la petición del fiscal de Delitos Urbanísticos de investigar a Xavier García Albiol, alcalde y concejal en su momento de Badalona (ahora líder del PP en Cataluña) y al director del Incasòl, Damià Calvet, por los presuntos delitos de prevaricación, fraude y malversación.

Antoni Pelegrín, fiscal de Delitos Urbanísticos, decía en el informe rechazado por Magaldi: «Se ha podido determinar la presunta responsabilidad penal del señor Xavier García Albiol, en cuanto a su participación primero como patrono y desde su nombramiento como alcalde, como presidente de la fundación Badalona, Capital Europea del Básquet«.

Según el informe, existía un sistema a través del cual el Ayuntamiento y la Generalitat beneficiaron al Joventut a través de subvenciones a una fundación y de la recalificación de unos terrenos del club para facilitar la instalación de un supermercado.

Antoni Pelegrín quería que el caso fuera a la Fiscalía Anticorrupción, pero la fiscal jefe de Barcelona lo archivó, a la vez que reconocía que podría haber irregularidades en las subvenciones. La exfiscal indicó que el tema debía resolverse en el ámbito administrativo.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario