Contra toda objetividad científica recientemente se anunciaba que la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, será nombrada alumna ilustre el próximo mes de enero de la Universidad Complutense.

La noticia ha levantado ampollas y decenas de trabajadores y estudiantes han saltado como un resorte, iniciando una campaña de protestas en redes sociales, además de tramitar quejas formales al rector, Joaquín Goyache, quien se saltó la votación de la junta de la Facultad de Ciencias de la Información del pasado 7 de noviembre, para aprobarse dicha propuesta.

“Como profesor miembro de Junta de @UCMccinf quiero precisar que la lamentable propuesta de Ayuso ilustre, pese a lo que dicen los medios, no ha sido votada ni aprobada en la Junta a diferencia del resto de alumni propuestos. Es imposición unilateral del rectorado”, escribía en Twitter Ricardo Jimeno.

A medida que avanzaban los días se iniciaba una campaña para recoger firmas y tal como se presenta en elDiario.es “en tres días habían reunido más de un millar”.

Las respuestas desde los sindicatos no se demorarían y desde CCOO lanzaban un comunicado donde arremetían contra “el ataque constante a los servicios públicos” perpetrados por Isabel Díaz Ayuso, “que pone en en serio peligro la viabilidad del sistema universitario madrileño”.

Lo propio hacían desde UGT:

El Rectorado, por su parte, se defiende con el pretexto de que dicha concesión a la dirigente del PP es “la primera alumna de la Facultad de CC.II. en ostentar la presidencia de gobierno de una comunidad Autónoma y la primera en la historia autonómica española licenciada en el área”.

El ejemplo más explícito en las protestas de la comunidad universitaria ha venido desde la Facultad de Ciencias Físicas, donde más de un centenar de profesores y alumnos han secundado otra carta de queja por premiar a la que consideran “una negacionista del cambio climático”.

Desoyendo las explicaciones, que parecen carentes de mucho sentido, se ha convocado una movilización para el próximo día 24 de enero.

Pan y Rosas y Contracorriente la asociación de estudiantes convocante, adelantan a El Salto que “la Complutense quiere condecorar a una señora célebremente conocida por ordenar el abandono a la muerte de cientos de ancianos en residencias, por las mordidas de dinero público que regala a sus familiares y amigos empresarios, por sus recortes y privatización de los servicios públicos”.

DEJA UNA RESPUESTA