Las corridas de toros en Bilbao constatan la decadencia de la tauromaquia en España, ya que no hay público, menos de la mitad de la plaza ocupada durante los cuatro días de la feria.

Los organizadores reconocen un completo fracaso que ha impactado incluso a los críticos de esta tradición, quienes ya califican de alarmante la situación en la que se encuentra el gremio.

«La entrada en Bilbao, por cuarta tarde consecutiva, es una absoluta ruina», pronunciaba un seguidor taurino en palabras recogidas por Público. En las redes sociales muchos usuarios han celebrado la ruina de la empresa de la BIVA por la escasa recaudación y los animalistas, por su parte, han agradecido a los bilbaínos su desinterés por eventos en los que se ejerce «el maltrato animal».

«La tauromaquia no interesa. Es una cruel antigualla que desprestigia a nuestro país y que se sostiene sólo gracias al dinero público», sostiene Hugo Martínez Abarca, diputado por Más Madrid.

Según los datos del Anuario de Estadísticas Culturales que edita el Ministerio de Cultura, el número de festejos taurinos organizados en España se redujo prácticamente a la mitad en la década previa a la pandemia, cuando pasaron de 2.684 a 1.425, con un descenso constante y prácticamente paralelo al que experimentaron de forma específica las corridas, que cayeron de 648 a 349 al año, un 46%.

Convocan manifestación antitaurina en San Sebastián de los Reyes

Este viernes se lleva a cabo una manifestación será el viernes 26 agosto a las 19:30h, ya que el Ayuntamiento este año se gastará alrededor de 1 millón de euros en tauromaquia, entre gastos directos e indirectos.

«La dosis de maltrato animal se doblará este año para apagar la sed de sangre acumulada tras la pandemia y de paso, contentar al lobby taurino local.», denuncian desde la Plataforma Sanse Antitaurino, ya que este año se celebrarán el doble que otros.

El ayuntamiento «está empeñado», señalan desde Sanse Antitaurino, en que «nuestro municipio sea una “capital” del maltrato animal, haciendo de los encierros una marca de ciudad. Intentan justificar este festival de maltrato animal bajo el mantra de “cultura y tradición” Ignoran la que la sociedad evoluciona y la tauromaquia cada vez tiene menos adeptos.»

DEJA UNA RESPUESTA