La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha archivado las diligencias de investigación sobre las declaraciones de dirigentes de ERC, Adelante Andalucía y el BNG contra la Casa Real, denunciados por la asociación monárquica Concordia Real Española.

Según adelanta El Confidencial, considera la fiscalía que las acusaciones de organización criminal dedicadas a la Casa Real por parte del vicepresidente de Cataluña, Pere Aragonés, la líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, y la portavoz del Bloque Nacionalista Galego, Ana Pontón, no son injuriosas ya que están amparadas por la libertad de expresión,

Aragonés declaró que la Familia Real son «una organización criminal» y aseguró que la Monarquía «solo puede ser corrupta por definición». La portavoz del BNG, Ana Pontón, advirtió que su partido seguiría pidiendo «que juzguen a los Borbones por ladrones y por corrupción». La presidenta del Grupo Parlamentario Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, llamó «ladrón» tanto al Rey emérito como a su hijo Felipe VI y aseguró que la Monarquía está «corrupta hasta el tuétano».

La Fiscalía reconoce que se trata de afirmaciones rechazables, pero que no tienen recorrido penal porque entran en el terreno de la crítica y no constituyen delito.