Las tres denuncias presentadas por la asociación monárquica ultraconservadora Concordia Real Española han derivado en que la Fiscalía de la Audiencia Nacional haya abierto diligencias de investigación al hilo de contra los líderes del BNG, Ana Pontón; ERC, Pere Aragonés; y Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez.

Se trata de una investigación por injurias graves a la Corona a raíz de sus comentarios sobre las recientes polémicas de Juan Carlos I y sus críticas a la Monarquía. A partir de ahora, una fiscal ya nombrada a cargo del asunto investigará si los hechos que detalla la asociación son o no constitutivos de delito y procede presentar una querella.

En el caso de Pere Aragonés, de Esquerra Republicana, la denuncia es por unas declaraciones del pasado 18 de julio en las que afirmaba que «los Borbones son una organización criminal» y «la Monarquía sólo puede ser corrupta por definición». 

Ana Pontón, líder del BNG, señaló, con motivo de la visita oficial a Santiago de Compostela por la festividad del Apóstol Santiago, el 25 de julio, que «no hay incienso ni botafumeiro que tape la podredumbre de la Casa Real». «No vamos a parar hasta que juzguen a los Borbones por ladrones y por corrupción», dijo la líder del BNG.

En el caso de Teresa Rodríguez, presidenta del Grupo Parlamentario Adelante Andalucía, es investigada porque el pasado 8 de julio llamó «ladrón» tanto al eméritoI como a Felipe VI y dos días después, afirmó que «la Monarquía es corrupta hasta el tuétano». 

El código 490.3 del Código Penal, que prevé penas de seis meses a dos años de prisión para quien «vertiese calumnias o injurias graves contra el Rey, la Reina, sus ascendientes o descendientes en el ejercicio de sus funciones o con motivo u ocasión de éstas».