La Fiscalía ha solicitado 23 meses de prisión para la diputada de Unidas Podemos-IU de la Asamblea de Madrid, Isa Serra, por intentar parar el desahucio de una persona discapacitada en el madrileño barrio de Lavapiés. Cuatro personas fueron detenidas entonces por desobediencia y resistencia a la autoridad.

El delito que presuntamente se le imputa es el de «desórdenes públicos, un delito de atentado y un delito de daños» por unos hechos se produjeron antes de su condición de parlamentaria, el 31 de enero de 2014. Esta decisión es recurrible por las partes en el plazo de cinco días desde la notificación del auto.

La sala de lo civil y penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) procesó el pasado 18 de noviembre a la diputada. El tribunal dictó auto de pase a procedimiento abreviado, el equivalente al procesamiento para los delitos castigados con menos de nueve años de cárcel.

Según detalla el auto de procesamiento, Isa Serra se encontraba junto con otras personas de la plataforma Stop Desahucios en las inmediaciones del cordón de seguridad que establecieron los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado entre las calles Mesón de Paredes y Tribulete «con la intención de contener a quienes impedían el desalojo».

«Acabada la diligencia policial, y cuando los vehículos policiales se disponían a marcharse, personas presentes se enfrentaron a los agentes profiriendo insultos y lanzando objetos contundentes contra policías y furgonetas policiales. Resultado del lanzamiento de objetos, varios agentes fueron heridos y algunas furgonetas dañadas», recoge el auto del TSJM.

«Isa Serra fue identificada como una de las personas que insultaba y lanzaba objetos contundentes, así como por llevar la voz cantante de un modo particularmente agresivo, animando a otros a que increpasen a los agentes», añade.